Acordes más allá de la pandemia

La situación generada por la cuarentena producto de la Covid-19 no representó impedimento alguno para que 40 jóvenes integrantes de la escuela de música sinfónica de la seccional Región Huetar Norte y Caribe, Campus Sarapiquí de la Universidad Nacional (UNA) recibieran sus acostumbradas lecciones musicales mediante la tecnologías de la virtualidad.

Marco Redondo, director de la escuela de música del Campus Sarapiquí de la UNA, comentó que al iniciar el 2020, con la pandemia, la escuela se vio en la obligación de reinventar los métodos de enseñanza, para llegar al hogar de todos los alumnos y así garantizarles la oportunidad de seguir nutriéndose de la música.

Redondo agregó que todas las clases se imparten de forma presencial remota, por medio de la plataforma Zoom, con el respaldo de la dirección, cuerpo docente y padres de familia.

El proyecto de la Escuela de Música de Sarapiquí es un proyecto de extensión del Campus Sarapiquí de la Universidad Nacional (UNA), que nació en 2011, con el fin de crear espacios culturales para los niños y jóvenes de la región, mediante la enseñanza de la música de forma sistemática y formal.

A la vez, se trabaja en la logística para realizar un proceso de admisión a partir de este mes, para que más niños y jóvenes puedan ingresar a la escuela e iniciar una formación musical a mediados de Julio.

Redondo destacó que el objetivo es iniciar con formación de forma presencial remota, para no frenar los objetivos de la escuela y más adelante continuar con la formación desde las aulas, cuando así lo dictamine el Ministerio de Salud.

Breves