Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility

Vigilantes del Poás

Expertos del Laboratorio de Química de la Atmósfera de UNA realizan periódicamente muestreos de gases y partículas emanadas por el volcán Poás para conocer calidad del aire y de aguas de consumo.

 

Desde el 2017, guardaparques, visitantes y vecinos del Poás tienen un aliado clave para su salud. Expertos del Laboratorio de Química de la Atmósfera de la Universidad Nacional (Laqat-UNA) realizan periódicamente muestreos de gases y partículas emanadas por el volcán, para conocer la calidad del aire y de las aguas de consumo.

“La idea es hacer recomendaciones en ambientes con sustancias que superen las concentraciones normales, y que podrían comprometer la salud de las personas a nivel respiratorio y estomacal. Nuestro trabajo va desde la capacitación de los guardaparques para la interpretación de los resultados medidos en tiempo real, hasta la emisión de criterios científicos que servirán de base para decisiones como el cierre del Parque”, advirtió José Pablo Sibaja, director del Laqat-UNA.

Esta vigilancia se realiza en conjunto con la Comisión Nacional de Prevención de Riesgos y Atención de Emergencias (CNE), el Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac) y el Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Costa Rica (Ovsicori).