¿Por qué debemos leer las etiquetas de los alimentos?

El lunes 22 de junio a partir de las 3 p.m. en Salud al aire, la nutricionista Jenny González, del Departamento de Salud de la UNA, le explicará detalles sobre la lectura de las etiquetas nutricionales y su importancia para una sana alimentación.

Leer las etiquetas de los alimentos, no solo favorece la selección de los mismos conforme a nuestras necesidades, sino que nos permitiría descubrir si la composición de algún producto en particular no es tan sana como creemos.

Así lo afirma Jenny González, nutricionista del Departamento de Salud de la Universidad Nacional, quien mostrará, paso a paso, mediante un video, cómo leer adecuadamente las etiquetas de los alimentos, el lunes 22 de junio a partir de las 3 p.m. en el espacio Salud al aire, en el enlace https://www.facebook.com/SaludUNA 

En la lectura de etiquetas, en primer lugar es preciso poner atención al tamaño de la porción, ya que la información de la etiqueta nutricional no está dada por el paquete o envase, sino que obedece precisamente a la porción.

En lo que se refiera a la dosis diaria recomendada, hay que tener en cuenta que el porcentaje del valor diario se basa en una dieta de 2000 calorías.

Es importante –advierte la Dra. González- estar atentos a la cantidad de calorías, grasas totales, carbohidratos totales y proteína.

En sentido, la “regla de oro” es la siguiente:

Menos de 5%: Producto bajo en el nutriente

Más de 20%: Producto alto en el nutriente

Grasa saturada nunca debe ser mayor del 10%

La especialista del Departamento de Salud de la Vicerrectoría de Vida Estudiantil también insta a tomar en cuenta los siguientes aspectos:

-Cuando se compara la información nutricional de productos, los tamaños de porción deben ser similares.

-Buscar los alimentos que aporten mayor cantidad de fibra, vitamina A, vitamina C, calcio y hierro.

-Un alimento alto en fibra es aquel que tiene un porcentaje del valor diario mayor al 10%.

-Si el porcentaje del valor diario para sodio, colesterol o grasa es mayor del 20%, ese alimento va a cubrir una gran parte de su cuota diaria para ese nutriente.

-Cantidad de sodio en un alimento: menos de 120mg de sodio (bajo), entre 120-600mg de sodio (medio) y más de 600mg de sodio (alto).

Otro elemento muy importante que se debe tomar en cuenta, es que en la lista de Ingredientes, los tres primeros son los que se encuentran en mayor cantidad en el producto.

 

 

Breves