Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility

Académico de la UNA gana premio internacional como mejor actor

Una carrera colmada de esfuerzo y aprendizaje en las artes dramáticas fue reconocida en la última edición 75 del Festival Internacional de Cine de Locarno, donde el académico de la Escuela de Arte Escénico de la Universidad Nacional Reinaldo Amien Gutiérrez, obtuvo el premio a la Mejor interpretación masculina, por su papel de Martín en la película costarricense “Tengo sueños eléctricos”, de Valentina Maurel.

“Este reconocimiento llega en un momento importante, porque ha sido un camino duro e intenso de aprendizaje, es la culminación de una etapa para iniciar otra a nivel profesional. Tengo muchos años de hacer teatro, pero es la primera vez que hago un protagónico en una película, aunque ya había tenido dos papeles anteriores más pequeños”.

La película cuenta la historia de Eva, una adolescente que debe optar entre vivir con su padre o con su padre cuando estos se divorcian, y es donde la relación padre e hija emerge en toda su complejidad.

“Mi personaje es Martín el papá de Eva, un personaje que representó un reto muy grande, porque en él confluyen dos energías: un lado violento y patriarcal con la herencia de un contexto social conflictivo, pero al mismo tiempo es amoroso y empático con su familia.  Es eso que decimos de que ninguna persona es totalmente buena o mala. En esta dualidad radica el límite entre una cosa y la otra”.

 Graduado en el 2002 de la EAE-UNA, Amien afirma que para el ejercicio de la profesión se requiere de una formación integral. “Uno debe estar abierto a formarse en otras capacidades, ya sea de loa misma rama artística o interdisciplinarias. El artista moderno debe conocer sobre tecnología digital, y mantenernos investigando y puliendo nuestras propias herramientas”.

Amien trabaja desde hace 13 años como académico en la EAE-UNA y actualmente es también el coordinador general del programa de Investigación, Arte y Transmedia (IAT).

El Festival Internacional de Cine de Locarno es uno de los más importantes y antiguos del mundo en la materia. La película “Tengo sueños eléctricos” también obtuvo los galardones de Mejor interpretación femenina para Daniela Marín y Mejor dirección para Maurel. Esta es la primera vez que se alcanzan este tipo de menciones para el país.

Breves