Microplásticos en agua, tierra y aire

Si bien se ha detectado la presencia de microplásticos casi en cualquier lugar del planeta, se desconoce la magnitud y el impacto que este contaminante emergente le provocará a los ecosistemas y a la salud humana. El pasado 26 de febrero el Departamento de Física de la Universidad Nacional (UNA), organizó la conferencia “Microplásticos: no sabemos aún lo que hemos provocado ni las consecuencias”, a cargo de la académica Karol Ulate de la Escuela de Ciencias Biológicas de la UNA. 

“Cerca del 6% del petróleo se usa para la producción de plástico y esa cifra se estima aumente a un 20%. A la fecha, Europa solo recicla el 30% del plástico que utiliza, mientras que la cifra en México y Costa Rica solo alcanza al 9%, esto quiere decir que cerca del 80% del plástico que se utiliza en país va al mar”, explicó Ulate. 
Los microplásticos provienen principalmente de jabones de ropa, pastas de dientes, las fibras sintéticas de la ropa y el plástico de las botellas. Desde el área de de Biología marina de la Escuela de Ciencias Biológicas, se realizan esfuerzos para determinar las posibles consecuencias de la presencia de microplásticos en los ecosistemas marinos. “Hemos analizado que ciertas especies confunden el plástico con comida, se llenan, pero no se alimentan. Otros organismos marinos que son filtradores, como las ostras o mejillones pueden tener problemas en las paredes de su intestino, y evidentemente a través de la cadena trófica los demás organismos están expuestos”. 

De acuerdo con la investigadora, a nivel mundial se ha podido determinar la presencia de este contaminante en el agua embotellada, sistemas marinos, terrestres, acuícolas y otros. “En Estados Unidos determinaron que el agua embotellada tiene microplásticos, también el agua potable e incluso en zonas inhabitadas hay presencia de microplásticos. Lo que se ha comprobado es que estos viajan por la atmósfera y la evaporación del agua los transporta en gotas de lluvia, además, los microplásticos son capaces de absorber otros contaminantes presentes en el suelo, que por ende se adquieren a esas gotas”. 

Según Ulate, en investigaciones realizadas por la Escuela de Ciencias Biológicas, se ha encontrado que el 100 % de las muestras de peces utilizadas presenta residuos de microplásticos ,mientras que en crustáceos (jaibas) el dato es del 80%. 

Es importante determinar qué tipo de aditivos son los que están presentes y cuál puede ser su afectación biológica, esto también determinará cómo puede afectar a las personas”. 

Para el 2021 Costa Rica se comprometió a no utilizar plásticos de un solo uso. “La producción de plástico aumenta y si bien existen buenas iniciativas estas no tienen el alcance suficiente. Un mejor escenario sería contar con una mejor disposición de los residuos o bien lo ideal es reducir el consumo. China prohibió la importación de plástico que se estaba quemando o tirando al mar, sin embargo, lo reciben otros países asiáticos. Por su parte Europa prohibió la exportación de residuos y promueve políticas de reducción y reciclaje”. 

 

Breves

Más noticias