Docencia remota fue la respuesta ante el confinamiento por covid-19

Docencia remota fue la respuesta ante el confinamiento por covid-19

Ante la pandemia por la Covid 19, la Universidad Nacional tomó de inmediato medidas para garantizar la seguridad y salud de sus estudiantes y funcionarios.

Desde marzo de 2020, la UNA trabaja bajo la modalidad de docencia remota, en la cual todas las actividades académicas se siguen ejecutando de manera presencial remota mediante el uso de herramientas tecnológicas de punta y una robusta coordinación institucional.

Para ello, se ha brindado acompañamiento permanente al personal docente en el uso de herramientas tecnológicas, en cada facultad, centro y sede.

De igual forma, se realizan acciones para asegurar que cada estudiante cuente con los recursos necesarios para continuar con sus cursos de manera virtual.

Para ello:

-Se prestaron 800 equipos tecnológicos para garantizar la conectividad del estudiantado, especialmente los de lugares alejados.
-Se entregaron 5.690 chips de telefonía a estudiantes, gracias al conveno UNA- Kolbi.
- Se otorgaron más becas dado el incremento en la demanda del beneficio por parte del estudiantado afectado por la crisis económica.

Pese a la emergencia que enfrenta el país por la pandemia, la UNA alcanzó la histórica cifra de 20.108 estudiantes, población estudiantil que, lejos de disminuir, se incrementó en 1.126 estudiantes en el segundo ciclo lectivo 2020.


Para el 2021, la Universidad Nacional trabaja en los protocolos y la planificación de acciones tendientes a garantizar un regreso paulatino y seguro a la presencialidad, tanto de estudiantes como de funcionarios, y así continuar trabajando por el desarrollo de Costa Rica.

Docencia remota fue la respuesta ante el confinamiento por covid-19
Watch the video

Ante la pandemia por la Covid 19, la Universidad Nacional tomó de inmediato medidas para garantizar la seguridad y salud de sus estudiantes y funcionarios.

Desde marzo de 2020, la UNA trabaja bajo la modalidad de docencia remota, en la cual todas las actividades académicas se siguen ejecutando de manera presencial remota mediante el uso de herramientas tecnológicas de punta y una robusta coordinación institucional.

Para ello, se ha brindado acompañamiento permanente al personal docente en el uso de herramientas tecnológicas, en cada facultad, centro y sede.

De igual forma, se realizan acciones para asegurar que cada estudiante cuente con los recursos necesarios para continuar con sus cursos de manera virtual.

Para ello:

-Se prestaron 800 equipos tecnológicos para garantizar la conectividad del estudiantado, especialmente los de lugares alejados.
-Se entregaron 5.690 chips de telefonía a estudiantes, gracias al conveno UNA- Kolbi.
- Se otorgaron más becas dado el incremento en la demanda del beneficio por parte del estudiantado afectado por la crisis económica.

Pese a la emergencia que enfrenta el país por la pandemia, la UNA alcanzó la histórica cifra de 20.108 estudiantes, población estudiantil que, lejos de disminuir, se incrementó en 1.126 estudiantes en el segundo ciclo lectivo 2020.


Para el 2021, la Universidad Nacional trabaja en los protocolos y la planificación de acciones tendientes a garantizar un regreso paulatino y seguro a la presencialidad, tanto de estudiantes como de funcionarios, y así continuar trabajando por el desarrollo de Costa Rica.

Breves

Más noticias