Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility

Maestro de la Veterinaria

 

 

  • En el marco de los 35 años de fundación de la Escuela de Medicina Veterinaria, se rindió homenaje como profesor emérito a Alfio Piva Mesén, fundador de esa unidad académica, quien logró romper el paradigma de un abordaje curativo para pasar a uno preventivo en la atención de los animales. Carlos Jiménez, director de Medicina Veterinaria, le entregó el galardón.
 

Por ser fundador de la primera Escuela de Medicina Veterinaria de Costa Rica, por lograr romper el paradigma de un abordaje curativo a uno preventivo en cuanto a la atención de los animales y por su destacada trayectoria tanto dentro como fuera de la Universidad Nacional, la Escuela de Medicina Veterinaria de la Universidad Nacional (UNA) rindió homenaje como profesor emérito a Alfio Piva Mesén.

 

 

Al referirse a la fundación de la Escuela de Medicina Veterinaria, Alfio Piva destacó que lo más importante fue construir un plan cuidadoso para que un grupo de ciudadanos costarricenses y extranjeros pudieran formarse adecuadamente para poder ser docentes de medicina veterinaria de 1973 en adelante.


“Cuando abrimos las puertas de la Escuela tuvimos 600 aspirantes a estudiar veterinaria. ¡Qué gran responsabilidad! 600 papás y mamás creyeron en nosotros y no podíamos defraudarlos. En estos 35 años les digo que el trabajo lo hicimos bien y el reto más grande es ser mejores”, recordó Piva.


Alfio Piva participó como directivo nombrado por el Consejo de Gobierno de la República durante los años 1973-1974 en la Comisión Ad hoc organizadora de la UNA. Además, fungió como presidente de la Comisión de Planificación y Organización de la Escuela de Medicina Veterinaria de la UNA. Fue el primer director y fundador de la Escuela de Medicina Veterinaria durante 1974-1975. De 1975 a 1977 fue decano de la Facultad de Ciencias de la Salud de la UNA.


Fue rector de la UNA del 1977 a 1983. De 1984 a 1990 fungió como director de la Escuela de Medicina Veterinaria. Durante estas gestiones realizó un gran trabajo en pro de la consolidación de esa unidad académica. Además de realizar una gran labor administrativa, Piva también se distinguió como docente de la Cátedra de Filosiología Animal.


Asimismo, se distinguió como presidente del CONARE y como presidente del CSUCA. Fungió como directivo y presidente nombrado por el Consejo de Gobierno de la República, en el Consejo Nacional para Investigaciones Científicas y Tecnológicas CONICIT de 1987 a 1992. Después de su jubilación Piva Mesén se ha desempeñado como director ejecutivo de INBIO.

Más noticias 2008