Brasilito cuenta con planta de captación de agua de lluvia

Para Campus: Cristian Chaves J./Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

El pasado 20 de noviembre la Sede Regional Chorotega de la Universidad Nacional (UNA), el Centro Mesoamericano de Desarrollo Sostenible del Trópico Seco (Cemede), el Centro de Recursos Hídricos para Centroamérica y el Caribe (Hidrocec), y la Asociación Administradora del Sistema de Acueductos y Alcantarillados Comunal (Asada) de playa Brasilito, en conjunto con la institucionalidad de la región llevaron a cabo la inauguración del sistema de captación de agua de lluvia NIMBU III en la ASADA de Playa Brasilito de Santa Cruz, Guanacaste.

En el acto inaugural, Doriam Chavarria, vicedecana de la Sede Regional Chorotega de la UNA, manifestó que desde el quehacer sustantivo de la institución, es un honor ser parte de estos procesos que impulsan el desarrollo en las comunidades de la legión. “El aporte facilitado desde la academia se nutre y refuerza de manera conjunta con los distintos actores de las organizaciones, como es el caso de los miembros de la junta directiva de la ASADA de Playa Brasilito que hicieron posible que Nimbu III sea una realidad para mejorar la calidad de vida los habitantes del sector”, aseveró Chavarría.

Lorenzo Díaz, presidente de la ASADDA de Playa Brasilito, expresó que este proyecto permitirá desarrollar actividades  que mejoren la calidad de vida de los pobladores de la zona, dada las necesidades de agua y los problemas en la época de verano cuando el preciado líquido se raciona más en la costa. “Estamos muy agradecidos con la UNA por su apoyo en esta iniciativa, un proyecto que en principio no fue fácil, desde el punto de vista logístico y de acuerdos, sin embargo, las buenas relaciones establecidas entre nuestra junta directiva y personal de la UNA, hizo que fuera viable”, comentó Díaz.

Adolfo Salinas, investigador del CEMEDE y uno de los responsables del proyecto, indicó que Nimbu III se inicia descartando el agua de los techos de la oficina de la ASADA en playa  Brasilito, la cual lleva a los tanques unos 100 metros cuadrados de captación de agua lluvia, luego estos son dirigidos a través de las canoas por tubería hacia dos tanques, cada uno con capacidad para 10 mil litros por segundos, o 10 metros cúbicos, por lo que se almacena 20 mililitros de agua de lluvia.

Salinas instó a las personas a creer que la lluvia puede convertirse en agua potable, por lo que se ha comenzado desde la universidad y se espera que pronto se pueda difundir esa idea en otras comunidades en Guanacaste. “Esperamos que esta tecnología se masifique por el bien de la región, y que muchas más instituciones se sumen a esta causa, porque estamos sobreexplotando los acuíferos y eso no es bueno para la zona. Aunque sea un proceso de años, el esfuerzo será recompensado”, concluyó el académico.

Breves

Más noticias