Alertan sobre incremento de intentos de suicidio en Upala

Violencia intrafamiliar, desempleo y altos índices de pobreza, forman parte del fenómeno multicausal que ha provocado la incidencia de intentos de suicidio en personas de entre 10 a 17 años, en el cantón de Upala. De 3 casos que se registraron en el 2017 se pasó a 25 en 2019. Esta cifra fue revelada por Rebeca Castillo, trabajadora social del Ministerio de Salud en la región, durante la charla inaugural Prevención del suicidio en niños, niñas y adolescentes, impartida por la comunidad Epistémica de Niñez y Adolescencia de la UNA y en el marco de la declaratoria del 2020, como año de la UNA por la Salud Mental.

Castillo agregó que la mayoría de reportes se obtienen de los casos atendidos por el hospital en el cantón. Upala tiene una población que ronda los 47 mil habitantes.

Asimismo, Helga Arroyo, investigadora de la Escuela de Psicología de la Universidad de Costa Rica (UCR), indicó que las provincias con mayor intento y casos de suicidio consumado son Limón, Guanacaste y Puntarenas. Según datos del Poder Judicial—agregó—en 2016 las personas que consuman un intento de suicidio trabajaban en ocupaciones como agricultores, amas de casa, estudiantes o personas desempleadas.

A raíz de una declaratoria de emergencia en el cantón de Talamanca, que alertaba del intento de 47 suicidios y 11 intento consumados durante 2014, Arroyo y otros académicos de la Escuela de Psicología de la UCR, realizaron, en 2015, un análisis psicosocial y desarrollo de acciones comunitarias para el abordaje y prevención del suicidio (consumado e intentos) en personas jóvenes indígenas bribris. Dicha investigación derivó en el Trabajo Comunal Universitario Salud mental comunitaria: prevención del suicidio en personas jóvenes del cantón de Talamanca.

La especilista agregó que de momento no ha realizado estudios en los pueblos rurales o zonas transfronterizas, pero se podría intuir que cuando se habita en contextos sociales tan desiguales y con exclusión, las personas materializan en sus cuerpos ese sufrimiento, no solo de forma individual sino a través de las relaciones, en las que se gesta un dolor que se profundiza y puede llevar a la muerte.

Reforzar con itinerantes

Con el fin de mitigar esta problemática, la unidad de gestión educativa y el Ministerio de Salud en Upala, valoraron como muy positivo que a partir del próximo ciclo lectivo del programa de carreras Itinerantes, de la Rectoría Adjunta de la UNA, los estudiantes reciban formación sobre este tema.

Alejandro Ubau, asesor de la Rectoría Adjunta de la UNA, destacó que las estadísticas de suicidio en la región Norte-Norte, y sobre todo, en la ruralidad del país, son muy elevadas, por lo que las carreras Itinerantes aparte de jugar un papel esencial en la implementación de planes estratégicos y fortalecer procesos de desarrollo, incluye un capítulo de educación para el desarrollo humano.

Sandra Alvarez, encargada de la Unidad de gestión socio educativa de la Municipalidad de Upala, expresó que sería de vital importancia abordar el tema de la prevención del suicidio en la región desde edades tempranas y, de esa forma, reforzar el trabajo ejecutado con la red de prevención de la violencia y la junta de atención a la niñez y adolescencia del cantón.

 

 

Breves

Más noticias