UNA Y UNED de la mano en iniciativa Emprende-Rural

Basados en la generación de capacidades humanas y el desarrollo microempresarial rural sostenible, alrededor de 80 emprendedores de las comunidades rurales de Buenos Aires, Osa, Corredores, en la región sur del país, formarán parte de la estrategia educativa de EMPRENDE-Rural, la cual junto con estudiantes de la Sede Regional Brunca de la Universidad Nacional (UNA) y la Universidad Estatal a Distancia (UNED), busca la consolidación de micro, pequeñas empresas rurales.

Dicho programa interinstitucional, formulado desde los ejes de Extensión y Acción Social, con el financiamiento de fondos del sistema del Consejo Nacional de Rectores (Conare), se platea como objetivo estratégico potenciar la integración de las universidades estatales, con el fin de promover la excelencia en los procesos de transformación que requiere la sociedad costarricense, desarrollar las fortalezas complementarias de las universidades para elevar el impacto de su acción y responder a las demandas de la sociedad.

Recientemente, Grethel Rojas académica y extensionista de la UNA explicó al diario digital Acontecer de la UNED, que la Sede Regional Brunca, colabora en el crecimiento de la zona, amparada en uno de los objetivos fundamentales, que consiste en desarrollar una acción sustantiva, identificando la innovación y la inclusividad en sus gestiones, con el propósito de contribuir con el mejoramiento de las comunidades de la región.

Rojas agregó que otro de los fines radica en la formación de profesionales integrales, es que se está dando oportunidad a estudiantes, tanto del Campus Pérez Zeledón como del Campus Coto, en participar de una manera activa y protagonista en el proyecto, de esta forma se fomenta la enseñanza profesional, además, de recibir un incentivo económico. “Como académica extensionista, es muy gratificante tanto en apoyar a los estudiantes, que poseen pocas posibilidades de incursionar en el mercado laboral, adquiriendo conocimientos y competencias que les otorga un valor agregado, como, en contribuir en el cumplimiento la razón de ser de la Universidad y los propósitos por los cuales fue creada”, comentó Rojas

El desarrollo de este proyecto favorecerá el trabajo conjunto UNA – UNED, debido a la experiencia que ambas instituciones tienen en el ámbito del emprendedurismo. Específicamente, la estrategia educativa de EMPRENDE-Rural, contribuirá no solo a apoyar la formación de personas del medio rural; sino a disminuir la brecha social mediante la gestión de soluciones de empleo.

Los emprendimientos

Rojas explicó que el proceso de selección de los participantes que realiza la estrategia EMPRENDE Rural, se basa en aplicar instrumentos cuantitativos y cualitativos. “La población meta en la medida de lo posible debe estar desarrollando una actividad y que dependan de ella”.

El perfil de la población a la que se busca beneficiar, se hace en conjunto con actores locales e institucionales de la zona, conocedores del entorno social y económico, con los cuales se consideran factores geográficos, productivos, de condición humana y desarrollo local, por tanto, esta acción se hace vinculada con el equipo del proyecto y actores externos.

La académica aseveró que, si en el proceso de selección, existen actividades económicas similares, se valorará la trayectoria, la experiencia y la actitud del emprendedor de estar dispuesto a mejorar la gestión actual para el crecimiento empresarial. Además, si la habilidad que poseen es la misma, cada una debe adquirir durante el proceso su estrategia comercial, su valor agregado y la proyección empresarial.

De la mano con UNED

Adrián Bonilla, coordinador de Emprende-Rural/UNED, comentó al periódico CAMPUS que el proyecto nace como una alianza de trabajo colaborativo entre la UNA y la UNED, en respuesta a la necesidad de brindar oportunidades a poblaciones de emprendedores vulnerables, donde también se encuentran estudiantes universitarios, muchos de los cuales, su familia o ellos tienen una microempresa y requieren reforzar elementos de gestión empresarial.

“La capacidad instalada en la región de ambas universidades, va desde la organización logística, hasta el recurso humano, infraestructura y financiero para desarrollar una propuesta innovadora, utilizando la plataforma que nos brinda el Programa EMPRENDE Rural/UNED y su estrategia educativa, respalda en el Manual Metodológico de uso práctico para el abordaje de emprendimientos rurales”, comentó Bonilla.

Agregó que más que acompañamiento interinstitucional, la propuesta se basa en un trabajo de “hombro a hombro”, que se espera a mediano plazo de sus frutos, a partir del aprendizaje e implementación de estrategia educativa, que tendrá como resultado colateral la formación de capacidades humanas regionales en la aplicación de la misma.

Además, es una gran oportunidad para ambas instancias generar un modelo de abordaje a los emprendimientos universitarios que les permita a los estudiantes auto emplearse en sus microempresas.

Breves

Más noticias