UNA reconoce valor del teletrabajo

 

 Desde hace más de cuatro años, la Comisión Institucional de Teletrabajo de la Universidad Nacional (CITUNA) ha realizado esfuerzos significativos para que sea una realidad, con la integración de personas que aportan de su tiempo para dar a conocer esta modalidad laboral, implementada tanto en el sector académico como en el sector administrativo de la institución.

Marly Alfaro, coordinadora de la CITUNA, agregó que en el contexto de la pandemia se ha evidenciado la necesidad imperativa de que el trabajo se consolide en la institución, por un lado, porque ha demostrado que, mediante el uso de la tecnología, herramientas colaborativas y de comunicación, se puede continuar laborando. A la vez, contribuye a la gestión efectiva de procesos que permiten balancear las responsabilidades laborales, familiares y personales.

A la vez, reconoció el respaldo de la rectoría anterior y la actual por el trabajo realizado y los retos a seguir, asimismo como al Centro de Gestión Tecnológica (CGT), de la UNA que ha dicho presente en las necesidades de la comisión de teletrabajo, por ejemplo con la participación en el webinar, la actualización de la página y el seguimiento en los procesos relacionados con la tecnología y la información.

Francisco González, rector de la UNA, indicó que los esfuerzos de la UNA para potenciar el teletrabajo desde la CITUNA han sido muy importantes para enfrentar esta crisis con un marco normativo habilitante y alimentado con experiencias diversas. Sin embargo, es fundamental continuar los pasos alcanzados para profundizar una estrategia de ejecución del teletrabajo cada vez más integral.

González resaltó que corresponde revisar y actualizar la normativa existente, a luz de la experiencia inmediata, de manera que se tenga claridad sobre los beneficios y dificultades de su implementación, para asegurar que su ejercicio, esté centrado en las personas a través de condiciones de empleo decente y sostenible, tal y como lo establece la Organización Mundial del Trabajo (OIT), lo cual supone garantizar dinámicas de trabajo seguras, con el adecuado equilibrio entre la vida laboral y la privada, el acompañamiento psicosocial, condiciones de acceso a tecnología digitales estables y el respeto de los derechos laborales.

Retos del teletrabajo UNA

Dado que el teletrabajo llegó para quedarse, se requieren las herramientas técnicas y normativas para que todos los actores involucrados conozcan los alcances, limitaciones y premisas de la aplicación dentro de la UNA.

Producto de la necesidad de dar a conocer qué es el teletrabajo y cómo mantenerlo en forma efectiva, la CITUNA propuso una serie de webinars que lograron concientizar más a la población institucional sobre cómo beneficiarse del mismo. Esto llevó al planteamiento de nuevos retos, como lo son el desarrollo de alianzas estratégicas con el sector académico como se ha logrado a través de programas como el de innovación metodológica, participación y gestión del conocimiento de la Escuela de Relaciones Internacionales a lo interno de la institución.

Asimismo, la urgente necesidad de establecer una carta de intenciones convenio con la Academia Internacional del Teletrabajo, con miras a realizar actividades conjuntas de cara al Congreso Mundial de teletrabajo en 2021.

Otro reto urgente es la necesidad de contar con un Reglamento institucional de Teletrabajo aprobado. La CITUNA lo presentó a las autoridades hace dos años y se encuentra en el Consejo universitario para su análisis y discusión.

Breves

Más noticias