“Hay que buscar equilibrios para mantener la democracia”

En un balance de la situación sociopolítica del país, el especialista Carlos Carranza, coordinador del programa Análisis de la Coyuntura de la Sociedad Costarricense de la UNA, afirmó que ante la crisis que enfrenta el país, es preciso buscar equilibrios entre las partes, si queremos mantener el carácter de democracia que tiene Costa Rica.

“Hay grupos económicos con mucho poder y grupos sociales presionando al gobierno para que camine en un solo sentido, cuando hay que buscar equilibrios entre las diferentes partes, si queremos mantener el carácter de democracia que Costa Rica tiene”, afirmó el sociólogo y politólogo Carlos Carranza, coordinador del Programa Análisis de la Coyuntura de la Sociedad Costarricense, de la Escuela de Sociología de la Universidad Nacional (UNA).

El pasado 21 de julio, Carranza presentó el análisis “Un proceso de pandemia entre crisis y alternativas”, con énfasis en las posiciones divergentes de actores sociales y económicos en la escena política, el desempeño de la administración Alvarado en temas como salud, seguridad, fronteras, infraestructura, así como el aumento de problemas sociales como la violencia doméstica, la discriminación a algunas poblaciones y la xenofobia.

 Para el especialista, el país está en una crisis económica y fiscal, que ya también tiene características sociales, por lo cual es preciso buscar acuerdos mínimos. “Aquí es el tema relevante es cómo superamos la crisis en lo económico, lo social y lo político, cómo fortalecemos la democracia sin quitarle capacidad al sector empresarial, pero sin dejar de lado los sectores con mayores necesidades”, subrayó.

Esto implica –dijo- que todos en la crisis debemos tratar de ceder en algún grado para buscar nuevas alternativas.

No obstante, para ello es preciso –dijo- que los recambios en el gabinete de la administración Alvarado ayuden a buscar acuerdos a corto y mediano plazo y que se planteen medidas que permitan consensuar decisiones en la Asamblea Legislativa, donde se observan signos conservadores y aperturistas.  La tendencia conservadora se evidencia por ejemplo, en la orientación hacia medidas fuertes en temas de empleo público y otras para disminuir el fuero sindical, en el marco de la pandemia.

En lo que se refiere al desempeño del actual gobierno, Carranza resaltó que en las áreas de salud y seguridad se ha logrado tener una capacidad en estas crisis, con esfuerzos importantes.

En su criterio, el tema de seguridad pública requiere de un tratamiento especial, por la complejidad de la situación y las limitaciones de la Fuerza Pública, particularmente cuando se trata de las acciones en la extensa zona fronteriza.

También consideró que ha habido avance importante en materia de infraestructura, donde se deben seguir realizando esfuerzos tanto del sector público como del privado, dado el rezago existente en este campo, esencial para la reactivación del país.

Pandemia social

En cuanto a la política de ayuda a los sectores más vulnerables en esta crisis, el sociólogo considera que hay que lograr llegar a más gente, mediante mejores indicadores sociales, que permitan tener el pulso de donde están los sectores más débiles de la sociedad y que requieren, así como tener más seguimiento por regiones.

También estima que se requiere buscar reactivar los sectores productivos con una política más fuerte desde los bancos estatales.

“La parte de la salud tiene que ser acompañada de medidas más fuertes en el campo social y económico”, destacó.

Carranza insistió en que el tema del momento es buscar los equilibrios sociales, hacer esfuerzos por tener capacidades públicas que le permitan a Costa Rica despegar y trabajar hacia un futuro.

“Requerimos más madurez de las fuerzas políticas y sociales para comprender que no solo un grupo puede ganar, que los esfuerzos tienen que ser de todos los sectores, si amamos a este país”, subrayó el analista.

La presentación del programa Análisis de la Coyuntura de la Sociedad Costarricense de la UNA también contempló otros importantes aspectos del conflicto social durante la pandemia, como el incremento de la violencia doméstica, brotes de racismo contra indígenas y actos xenófobos, especialmente contra personas migrantes nicaragüenses, que fueron abordados por la antropóloga Claudia Palma.

 

Edición video: Roberta Hernández.

 

 

Breves

Más noticias