Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility

7 de cada 10 personas inician fumado antes de los 18 años

No han recibido aún la cédula de identidad y ya son consumidores de cigarrillos. Esa es la realidad de siete de cada 10 personas que aseguran que han fumado, según lo consigna el estudio Penetración de comercio ilícito de cigarrillos en la Gran Área Metropolitana, a cargo de la Escuela de Economía de la Universidad Nacional (UNA).

El análisis aborda la realidad de la práctica del fumado a partir de una encuesta aplicada a personas mayores de 18 años. Los datos fueron recopilados en octubre de 2023.

Además de que la mayoría de las personas reconoce haber iniciado el fumado antes de los 18 años, el estudio destaca que en las provincias de San José, Alajuela, Cartago y Heredia existe una penetración del mercado ilegal de cigarrillos que llega a manos de quienes los consumen.

La muestra arrojó que un 31,3% de los cigarrillos en la GAM son ilícitos. Sin embargo, sus resultados son dispares si se clasifican por provincias. En el caso de Cartago, la penetración abarca casi la mitad del mercado (48,6%) y tiende a bajar en San José (30,1%), Alajuela (29,8%) y Heredia (18,4%).

Que la mayoría de las personas inicien el hábito del fumado a temprana edad y que prevalezca un mercado ilícito tiene incidencia sobre la salud de las personas. De acuerdo con el estudio, la epidemia del tabaquismo causa más de ocho millones de muertes al año.

Leonela Artavia, economista e investigadora de la UNA y coordinadora de este informe, calificó estos resultados de “muy importantes”, porque es la primera medición realizada por una universidad pública acerca de la presencia en el mercado del comercio ilícito para Costa Rica. Los datos se presentaron en una actividad junto con la Red Nacional Antitabaco (Renata) y la Universidad Adolfo Ibáñez, de Chile.

Además, Artavia resaltó la rigurosidad y solidez del estudio, sobre una base metodológica científica, libre de conflictos de interés y que arroja resultados reales de comercio ilícito que es hasta un 25% más bajos que otros estudios.

Perfiles

Otro dato relevante es que un 91,8% de quienes afirmaron ser fumadores, consumen hasta 10,5 cigarrillos al día. En su mayoría se trata de hombres (75,2%) y el promedio de edad es de 39 años.

A pesar de ello, 4 de cada 10 personas piensa con frecuencia en dejar de fumar. “Estas personas, que han pensado en abandonar este hábito, necesitan un incentivo. Aparte de todas las políticas públicas que se implementen, por ejemplo, si se suben los precios y los impuestos que rigen a este producto, se apoya a que exista un desincentivo para adquirir el producto”, afirmó Jorge Solano, uno de los investigadores y académico de la Escuela de Economía.

Ante ello, el experto agregó que es necesario que, como medida de mediano y largo plazo, se implementen programas de prevención del inicio temprano del consumo de tabaco en escuelas y colegios; además, habilitar líneas de ayuda, programas de terapia conductual y apoyos para tratamientos de cesación.

El estudio enfatiza que para reducir la presencia del mercado ilícito es fundamental aumentar los impuestos a los cigarrillos. Nydia Amador, presidenta de Renata, aseguró que esta es la medida más efectiva para desestimular el consumo de tabaco.

La última vez que se aplicó una modificación impositiva fue hace 12 años. A pesar de ello, la industria ha aumentado el precio en términos reales, lo que, a criterio de los expertos, contradice el argumento sostenido en los últimos años de que un alza en los costos generaría una proliferación de la ilegalidad.

Por el contrario, el estudio concluye que la industria tabacalera se ha aprovechado de lo que se denomina una “pasividad fiscal”, para aumentar su rentabilidad con el incremento sostenido en los precios.

Existe un proyecto de ley en la Asamblea Legislativa, bajo el expediente 23.880 Ley para la responsabilidad social del consumo de tabaco, presentado por el diputado Gilbert Jiménez del Partido Liberación (PLN) que, entre otros aspectos, contempla un incremento de un 30% de la tasa impositiva a los cigarrillos. El texto está en trámite en la Comisión de Asuntos Sociales en etapa de audiencias; sin embargo, para que avance en los próximos tres meses debe ser convocado por el Poder Ejecutivo al hallarse el Congreso en el periodo de sesiones extraordinarias, donde el Gobierno determina la agenda.

Pulperías a la cabeza

En la pulpería del barrio es más común tener acceso a un cigarrillo de origen ilícito. Más de la mitad (51,9%) de estos productos fraudulentos se obtienen en estos comercios, mientras que en segundo lugar aparecen los vendedores ambulantes.

A diferencia de lo anterior, el mercado formal para la compra del producto tiene en su mayoría a las pulperías (43,6%) y a los supermercados (34,3%) como lugar de venta.

En cuanto al precio, el estudio Penetración de comercio ilícito de cigarrillos en la Gran Área Metropolitana determinó que el costo promedio del cigarrillo suelto es mayor que el de los de cajetilla (160 colones versus 86,50 colones).

Las principales marcas de cigarrillos ilícitos son Gold City, con un 45%, seguida por Elephant (15%), Índigo (11%), Pall Mall (5%) y Marlboro (4%).

Lo anterior llama la atención del académico Guillermo Paraje, académico de la Universidad Adolfo Ibáñez, quien manifestó que hasta un 67% de los cigarrillos ilícitos los producen marcas e industrias del sector lícito y formalizado. “La evidencia muestra que el comercio ilícito se encuentra relacionado con factores institucionales y falencias en la fiscalización”, agregó.

Las partes involucradas en esta investigación coinciden en que es fundamental implementar de manera efectiva el Protocolo para la Eliminación del Comercio Ilícito de Productos de Tabaco, ratificado por Costa Rica en 2016. Esto permitirá aumentar los controles y la fiscalización que aún no está en ejecución.

Breves

Febrero 28, 2024

Campamento exitoso

Febrero 15, 2024

¡Son bienvenidos!

Diciembre 06, 2023

LA UNA por los océanos

Diciembre 05, 2023

Noches de ópera