Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility

San José renueva su sistema de alcantarillado sanitario

Laura Ortiz C./ UNA COMUNICA

A pesar de que el país es uno de los más avanzados en el servicio de agua potable para la población, presenta un rezago en el tratamiento de las aguas residuales. Desde el 2010, el Instituto de Acueductos y Alcantarillados (AyA) inició la construcción, rehabilitación y extensión del sistema de alcantarillado del Área Metropolitana de San José.

“Este proyecto incluye 11 cantones y permite integrarlos con otros componentes del sistema para la recolección de las aguas residuales (grises y negras) y transportarlas a la Planta de Tratamiento “Los Tajos” en la Uruca, la cual opera desde el 2015”, explicó Marco Fidel Vargas, gerente del Programa Agua Potable y Saneamiento (PAPS) del AyA, en un foro organizado el pasado 14 de agosto por el Laboratorio de Hidrogeología y Manejo de Recursos Hídricos de la Escuela de Ciencias Ambientales de la Universidad Nacional, donde también participó David Benavides, de la misma institución.

Los cantones involucrados en este proceso son San José, Escazú, Desamparados, Goicoechea, Alajuelita, Vásquez de Coronado, Tibás, Moravia, Montes de Oca, Curridabat y La Unión, para los que se requiere, de acuerdo con Vargas, la colocación de 337.7 kilómetros de tubería para redes secundarias y colectores.

Para el desarrollo de esta obra se han utilizado dos técnicas: la instalación de tuberías por el método convencional de zanja abierta y el microtuneleo. De acuerdo con Benavides, esta última es la colocación de tuberías subterráneas sin excavación de zanja, y se usa cuando hay que instalar tubería a profundidades superiores a los cinco metros. “Tratamos de trabajar en coordinación con el Ministerio de Obras Públicas y las Municipalidades para evitar romper calles que recién han sido arregladas o asfaltadas. Luego de finalizada la instalación de tubería, se debe esperar un periodo de algunos días para comprobar el funcionamiento satisfactorio e inicar con la reposición de los pavimentos”.

Según Benavides, la inspección de las obras se realiza de manera permanente con la presencia de ingenieros, regentes ambientales y sociales. “Hemos fallado un poco en la socialización de la información, los inconvenientes que causa la construcción de este proyecto, posteriormente significarán un ahorro para los vecinos que en un futuro no tendrán que invertir en la limpieza de tanques sépticos, y un gran beneficio para el ambiente. Las conexiones serán efectivas entre el 2021 y el 2024”, puntualizó Vargas. 

Foto: David Benavides.

Más noticias 2019