Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility

Propuesta del Ejecutivo sobre el FEES moviliza a comunidad universitaria

Los rectores de las universidades estatales y el gobierno tuvieron su segunda sesión el jueves 11 de agosto en la sede del Conare. Foto Renzo Kcuno

Casi una cuarta parte menos del Fondo Especial para la Educación Superior de 2022 es lo que propuso, ayer 11 de agosto, el Poder Ejecutivo a las universidades públicas para el próximo año, durante la segunda reunión de la Comisión de Enlace, realizada en la sede del Consejo Nacional de Rectores (Conare). Lo anterior generó las reacciones de asombro en el ámbito universitario, y la convocatoria a una concentración en Casa Presidencial el próximo martes 16 de agosto a las 9 a.m.

La propuesta del Ejecutivo significa que, de los 539.199 millones del presupuesto de este año, solo se otorgarían 430.136 millones para el 2023 (un 23.1% menos para el caso de la Universidad Nacional). Este monto contrasta con el que presentó el Conare, el pasado 9 de agosto, con el cual se pretendía—según lo estipula la Constitución de la República de Costa Rica—reconocer la inflación acumulada, que a julio del presente año es del 11.48%.

Tras conocerse la información, que se filtró a los medios de comunicación, pese al acuerdo de las partes de no referirse a ninguna de las propuestas, de inmediato se generaron las reacciones en la comunidad universitaria. En un comunicado conjunto, Conare y la Confederación Estudiantil Universitaria de Costa Rica, calificaron de “inadmisible” la propuesta y la rechazaron, pues—en su criterio—no solo irrespeta los alcances del artículo 85 de la Constitución de la República, sino que “implicaría la reducción drástica de los servicios que ofrecen las universidades, tales como los cupos actuales y los de nuevo ingreso a carreras, el cierre de proyectos de investigación y extensión y una disminución de nuestra presencia en las regiones. Además, afectaría la cobertura de becas actuales y futuras para nuestra población estudiantil”.

Convocatoria y concentración

Con este panorama, Francisco González Alvarado, rector de la Universidad Nacional (UNA), convocó, de forma urgente, la mañana de este viernes 12 de agosto a quienes integran los órganos directos, así como de la academia y estudiantiles de la institución, para informar sobre lo acontecido.

Como parte de los acuerdos, se decidió realizar una concentración el martes 16 de agosto en Casa Presidencial a las 9 de la mañana, cuando la Comisión de Enlace se reúna por tercera vez y conozca la propuesta alternativa de las universidades a la que presentó el gobierno ayer.

Durante la exposición de ese viernes, González Alvarado se refirió con amplitud a las implicaciones que tendría la aprobación de un FEES como el propuesto por el gobierno. Prácticamente—enfatizó—se estaría ante un cierre técnico de buena parte de las operaciones de las universidades. Se afectaría los proyectos de investigación y extensión, las plazas interinas, las becas, los contratos de mantenimiento, las dedicaciones exclusivas, las disponibilidades, los sobresueldos, las horas extras. Además, se tendría que aumentar la carga docente y eliminar jornadas a los posgrados “y, aun así, no saldríamos”, sentenció.

El Fees es el dinero del sector educación que el Gobierno destina para financiar las universidades públicas.

Breves