Tipo de cambio genera inquietud

 

El 2020 cerró con una preocupación particular para muchas personas: ¿qué pasa y qué sucederá con el tipo de cambio? El hecho de que se mantuviera con cierta tendencia al alza al cierre del año, en medio de una situación de crisis originada por la pandemia, genera inquietud en la evolución de esta variable económica.

Fernando Rodríguez, coordinador del Observatorio Económico y Social de la Escuela de Economía de la Universidad Nacional (UNA), explicó que si bien hoy el tipo de cambio está sujeto a presiones al alza, no existe certeza que las mismas sean sostenibles en el tiempo, ya que todavía juegan presiones en uno y otro sentido sobre el valor del dólar, que podrían cambiar su tendencia en cualquier momento.

Rodríguez agregó que es difícil prever un valor exacto del tipo de cambio, a lo que debe sumarse que las variables que lo estarían empujando en uno u otro sentido pueden modificarse, además de que debe considerarse la posibilidad de que el Banco Central intervenga para moderar cualquier movimiento brusco. “En este momento existen presiones al alza del valor del dólar, que incluso lograron neutralizar la baja estacional que sufre el tipo de cambio cada fin de año, las cuales podrían continuar presentes en las próximas semanas. A pesar de esto, en el futuro la situación podría cambiar abruptamente”, detalló el experto de la UNA.

En marzo del año pasado el economista de la UNA advirtió que: “En las próximas semanas podrían darse vaivenes importantes en el precio del dólar, a medida que la situación evoluciona en uno u otro sentido”. Esto ya hacía prever que las presiones sobre el tipo de cambio podrían moverse en cualquier dirección y que la evolución final dependería del comportamiento de las actividades que demandan y generan divisas.

Rodríguez comentó que, con las tasas de interés por los suelos en países desarrollados, es posible que capitales internacionales busquen obtener mayor rentabilidad en Costa Rica, debido a los diferenciales de tasas existentes, lo que podría generar una sobreoferta de dólares y llevar el tipo de cambio a la baja. “Esto podría suceder si el país toma medidas que sean consideradas creíbles por los inversionistas extranjeros, en aras de solucionar la situación fiscal del país, lo que reduciría el riesgo crediticio y mejoraría la confianza en la economía nacional. Incluso, en ese escenario, es posible que el gobierno costarricense opte por pedir autorización para colocar deuda pública en el exterior, lo que sumaría a ese efecto de mayor generación de divisas.

Rodríguez argumentó que, aunque el flujo de dólares inyectado a la economía global en 2020, tendría un papel importante en la evolución del tipo de cambio hacia la baja en el país, en relación con los niveles alcanzados en la actualidad, tomar decisiones apresuradas en inversiones o deudas en moneda extranjera, no es lo más recomendable en este momento.

Breves

Lo más leído

Más noticias