Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility

Dantas protegidas gracias a estudiantes del Icomvis-UNA

Estudiantes de la Maestría en Conservación y Manejo de Vida Silvestre desarrollaron un protocolo para el avistamiento de dantas y así proteger la especie y beneficiar la actividad turística de las comunidades ubicadas en el Corredor Biológico Tenorio-Miravalles.

En los últimos años, guardaparques, vecinos y turistas, han reportado un incremento de la presencia de dantas (Tapirus bairdii) en las fincas que se ubican dentro del Corredor Biológico Tenorio-Miravalles (CBTM).

Con el objetivo de gestionar acciones orientadas a promover la conservación de esta especie y sus hábitats, incluyendo la conectividad ecológica y la participación de propietarios de tierra y actores locales, el Área de Conservación Arenal Tempisque, aprobó el pasado  7 de setiembre, oficializar el “Protocolo de buenas prácticas para la conservación de la danta”, elaborado por los estudiantes de la XXVIII promoción de la Maestría en Conservación y Manejo de Vida Silvestre, impartida por el Instituto Internacional de Conservación y Manejo de Vida Silvestre de la Universidad Nacional (Icomvis-UNA), cuyo uso y aplicación se recomienda para operadores de turismo, guías nacionales y locales, empresarios turísticos y propietarios de terrenos privados.

“Con el aumento de los avistamientos detectamos que se podían estar desarrollando prácticas no tan favorables para la conservación de la especie como el alimentarlas, hacer sonidos para llamar su atención e incluso una interacción con algunos animales domésticos. Con la ayuda de los estudiantes se desarrolló un plan que analizamos en la parte técnica del área de conservación para ver su viabilidad, una vez que vimos que se ajustaba a nuestras necesidades decidimos firmar una resolución para implementarlo”, detalló Alex León, director del Área de Conservación Arenal Tempisque.

De acuerdo con León, los funcionarios del Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac) han impartido talleres y charlas a los guías turísticos, así como la divulgación de este protocolo en las redes sociales. “Queremos que se conozca y se ponga en práctica. Ya algunas de las recomendaciones se incluyen en la Ley de protección a la vida silvestre, pero necesitamos de las comunidades, de los empresarios y los guías para estar vigilantes para la protección de esta especie, su conservación podría traer, además, beneficios económicos para las comunidades”.

El proyecto integrado de los estudiantes, liderado por los académicos Grace Wong, Joel Sáenz y Carlos Espinoza, realizado en abril anterior, tuvo como fin establecer la presencia de la danta (Tapirus bairdii) y determinar la conectividad estructural y funcional a escala del paisaje en el Corredor Biológico Tenorio – Miravalles (CBTM), conocer las percepciones de propietarios de fincas en la zona, así como elaborar un protocolo para la observación de esta especie en el corredor.

El documento presentado por los estudiantes ofrece una Guía de Buenas prácticas para la observación dantas, que incluye:

  • Recomendaciones y lineamientos generales para la observación de la danta.
  • Recomendaciones de comportamiento en situaciones concretas.
  • Recomendaciones para fincas con observación de dantas con fines turísticos.
  • Reglas básicas para la observación de dantas.

Danta en el camino

En algunos casos las interacciones humano-fauna también son negativasy éstas pueden causar cambios en el comportamiento de los animales. Si se encuentra con este animal evite:

  • Ofrecerle alimentos o habilitar comedores.
  • Acercarse demasiado.
  • Técnicas de atracción.

Estas interacciones pueden provocarle a la danta: cambios en el comportamiento, efectos negativos en la salud y pérdida del rol ecosistémico.

Esta investigación fue factible realizarse por la cooperación del Área de Conservación Arenal-Tempisque.

 

Fotografías: Nick Hawknins, Adonis Quirós y Tapir Valley. Derechos reservados.

Más noticias 2019