Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility

UNA registra disminución en tachas y hurtos

Con estrategias de prevención y la articulación del trabajo del recurso humano con la tecnología, la Unidad de Prevención de la Sección de Seguridad Institucional de la UNA ha logrado una considerable reducción de los hechos delictivos a lo interno de la Institución.

Mediante la implementación de una serie de estrategias orientadas hacia la prevención y la divulgación, así como el trabajo articulado del recurso humano con el tecnológico, la Unidad de Prevención de la Sección de Seguridad Institucional de la Universidad Nacional (UNA), logró, en un periodo de tres años, una considerable reducción de los hechos delictivos a lo interno de la institución.

Walter May, encargado de la Unidad de Prevención, detalló que desde mediados del 2015, se ejecutaron acciones especificas para atender con prioridad los denominados “puntos calientes” de mayor incidencia de actos vandálicos. De igual forma, con la colocación de cámaras en diferentes puntos del campus universitario se han identificado personas y vehículos en actitud sospechosa.

Precisamente, uno de los puntos que registró un alta incidencia de delitos fue el campus Benjamín Núñez, En ese sentido, May comentó que tras el llamado del rector a realizar una intervención más a fondo en el tema de la seguridad, las primeras investigaciones evidenciaron que muchos de los casos no se reportaron a la sección de Seguridad Institucional. Agregó que una vez detectada esa situación se inició un plan de instalación de cámaras controladas desde el centro de monitoreo en el Campus Central, reforzado con una unidad motorizada y la constante supervisión de los puestos de seguridad del Campus Núñez.

Destacó que en el tema de capacitación a la comunidad universitaria, se realizaron varias actividades orientadas a la prevención de hechos ilícitos tales como hurtos y robos, mejores prácticas de seguridad  así como de seguridad personal, con una nutrida participación de la comunidad universitaria, tanto personal docente, administrativos y estudiantes de primer ingreso.

Mayor responsabilidad

Datos de la sección de Seguridad indican que en 2018 se registraron 15 casos de robo y hurto, si se comparan los 21 ocurridos en 2017 y los 59 del periodo 2015-2016. En cuanto a tachas vehiculares, se pasó de 14 en 2015 a cero en 2018, al igual que el robo de activos de 16 hace cuatro años a 8 el año pasado. También, gracias al trabajo de acercamiento con la comunidad se incrementaron las solicitudes de gestiones relacionadas con instalación de cámaras nuevas, revisión de vídeos, charlas a centros de trabajo y hasta el reporte de denuncias.

May resaltó que el descenso registrado en robo de activos obedece en gran medida a que hora tanto las unidades académicas como administrativas implementan mecanismos para que los activos, como por ejemplo computadoras portátiles, se presten bajo responsabilidad directa de la persona que los solicita y que en caso de una eventualidad reporten el hecho para iniciar el debido proceso y así determinar si la pérdida o robo fue por descuido o no del funcionario a cargo del equipo.

En materia de seguridad institucional el 2018 finalizó con la construcción, revisión y remisión para autorización superior de los protocolos para situaciones o emergencias por parte del personal de seguridad de los distintos puestos en la universidad.

 

 

Más noticias 2019