UNA planificación con enfoque prospectivo

Los tiempos de cambio que vivimos, aunados a la situación de pandemia, obligan a replantear la forma en que se viene realizando el proceso de planificación institucional.

En esa dirección, la Universidad Nacional (UNA) lleva a cabo la construcción de un modelo de planificación institucional con enfoque prospectivo, centrado en una planificación académica que permitirá, mediante una profunda reflexión, la construcción de acciones universitarias, ya no en lo inmediato como lo hemos hecho por muchos años, sino con una visión de largo plazo, afirmó el rector de la UNA, Francisco González Alvarado.


Las autoridades universitarias reconocen que la pandemia de la Covid-19 ha generado nuevos y múltiples desafíos para todas las instituciones de educación superior, razón por la cual la prospectiva y los estudios de futuro se vuelven aún más necesarios para universidades como la UNA.

 “El desarrollo de capacidades que permitan la anticipación, el diseño de escenarios y la modelación del futuro son pertinentes para reducir las incertidumbres en un mundo post pandemia en el que se cuestiona la autonomía y el valor de la U pública”, manifestó la rectora adjunta Marianela Rojas Garbanzo.


Esta iniciativa institucional pretende generar una transformación en el modelo de planificación universitaria, de ahí, es de gran trascendencia revisar el papel de la universidad pública en función de los problemas vigentes y de los que están por venir; principalmente en lo educativo y lo económico. 

Proceso disruptivo 

Para el rector González,  este cambio en la planificación universitaria  implica un proceso disruptivo para pasar de una concepción de la planificación instrumentalista con fines normativos a una planificación donde el quehacer sustantivo será lo esencial.

“Este es un nuevo paradigma de reflexión sobre el futuro de la UNA que posibilitará identificar alternativas que nos enrumbe hacia una educación sostenible, innovadora, inclusiva y pertinente, que perfile a la universidad para continuar aportando al crecimiento y desarrollo de la sociedad costarricense, en la formación de personas, en la creación de conocimiento avanzado favoreciendo la equidad y el desarrollo territorial, generando bienestar público como contribución a la mejora de la sociedad en su conjunto, entre otros”, destacó.

En el contexto de esta iniciativa institucional, a partir del mes de abril de este año, se inició un proceso de reflexión institucional en el marco del proyecto “Análisis prospectivo de las Carreras y Profesiones del Futuro UNA”, que tuvo como propósito revisar el quehacer de la institución y autoevaluarlo a la luz de los estudios del futuro y de la prospectiva, para poder atender las necesidades del país en la formación de profesionales desde lo curricular.
Para continuar la ruta hacia el desarrollo del nuevo modelo de planificación institucional, del 28 de junio al 19 de octubre de 2021, se realizan  una serie de talleres, encuentros, foros, con la  facilitación técnica del Área de Planificación-APEUNA y la Escuela de Planificación y Promoción Social-EPPS, a fin de construir, en apego a la misión institucional, los escenarios futuros posibles que caracterizarían el desempeño deseado de la UNA en un horizonte de 10 a 20 años plazo, los cuales sirvan de referencia a la definición de la estrategia, así como a la formulación de los instrumentos de planificación (táctica, operativa, institucional) requeridos para alcanzar el escenario apuesta.

Para Juan Carlos Mora Montero, coordinador del equipo trabajo del proyecto “Prospectiva Estratégica de la UNA 2040”, el resultado de este proceso sentará las bases para la definición y estrategia de formulación del próximo Plan de Mediano Plazo Institucional (PMPI 2023/ 2027), que constituirá una primera fase para alcanzar el horizonte de nuestra universidad en los próximos 20 años.

“Ello conducirá a la definición de nuevas áreas estratégicas de conocimiento y los respectivos componentes a través de planes tácticos y operativos con una instrumentalización de mayor simplificación”, explicó Mora.

En los diferentes espacios de diálogo con estudiantes, funcionarios, académicos y autoridades universitarias, ha prevalecido el consenso alrededor de la importancia de generar un cambio en la forma de llevar a la sociedad la misión universitaria y reforzar el posicionamiento de la UNA en el ámbito nacional y regional, por ello, es preciso el aporte de la comunidad universitaria y nacional para implementar los cambios transformadores que requiere la Universidad Nacional de cara a los próximos 10  a 20 años.

Por: Daniel Cavallini Espinoza- académico EPPS-UNA.

Fotos: EPPS-UNA.

 

Breves

Lo más leído

Más noticias