Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility

Educación es primordial para enfrentar vulnerabilidad

Invitado por el decanato del Cide, el experto en educación multicultural Moshé Tatar, de la Universidad Hebrea de Jerusalem, Israel, impartió la conferencia “Los desafíos de los grupos vulnerables en los sistemas educativos: ¿qué hacer y qué no?”. 

“Los desafíos de los grupos vulnerables en los sistemas educativos: ¿qué hacer y qué no?” fue el tema de la conferencia impartido por el experto en inclusión social y multiculturalidad Moshé Tatar, catedrático de la Universidad Hebrea de Jerusalem, Israel, el pasado 14 de marzo, en el auditorio Marco Tulio Salazar, del Centro de Investigación y Docencia en Educación de la Universidad Nacional (Cide-UNA).

El expositor internacional destacó la importancia de la educación para favorecer la inclusión de las personas en condición de vulnerabilidad sociopolítica; es decir, aquellas que forman parte de grupos que están o pueden estar en riesgo. Estos grupos tienen en común una situación de carencia o dificultad de acceso a recursos, entre ellos económicos, de salud y de educación.

Y es que desde el currículo académico y de actividades extracurriculares, el sistema educativo puede contribuir a la inclusión, mediante la creación de espacios donde docentes y alumnos tengan la oportunidad de conocer y comprender las experiencias y perspectivas de “los otros” y de discutir temas relacionados con los derechos humanos.

El especialista Tatar también resaltó la importancia de invertir en educación como parte de la lucha contra la exclusión y advirtió que lo que se deja de invertir en esta, se convierte en gasto en asistencia social e incluso en seguridad.

Para afrontar la vulnerabilidad de la mejor manera, Tatar considera que es preciso tomar en cuenta cinco criterios: atender la multiculturalidad, fomentar la equidad, reconocimiento social, co-responsabilidada y brindar oportunidades de participación, las cuales instó a tanto en la universidad como en la escuela o cualquier otro ámbito.

En el caso de la multiculturalidad, el expositor afirmó que se basa en el respeto a las diferencias culturales, dándole a los distintos grupos la oportunidad de manifestarse. El experto explicó que las sociedades multiculturales se sienten menos amenazadas por “los otros” y ofrecen más espacios para el desarrollo de identidades conjuntas, sin pretender suprimir las identidades particulares de cada grupo.

En lo que se refiere a la equidad, fue enfático en que se trata de brindar los recursos apropiados para las necesidades de los grupos vulnerables; “no es darles a todos lo mismo; eso es discriminatorio”. Como ejemplo, citó que en la escuela o la universidad, algunos grupos en condición de vulnerabilidad podrían necesitar más horas de clase con profesores más calificados.

El reconocimiento social –según el especialista- significa reconocer que estos grupos tienen derechos, como parte de un compromiso social.

En cuanto a la co-responsabilidad, la idea de incluir a los miembros de estas poblaciones como parte de los programas que se ejecutan.

Participación implica dar oportunidad a integrantes de sectores vulnerables de compartir con personas que no estén condición de riesgo, permitiendo así que vayan saliendo de la condición de vulnerabilidad.

Moshé Tatar subrayó que al integrar a los grupos vulnerables a la sociedad no se les hace un favor: “si se espera tener un país con una mejor calidad de vida, ayudar a los grupos vulnerables a integrarse y a ser parte de la sociedad, nos ayuda a todos”.

 

 

Más noticias 2019