Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility

De la bananera a las aulas universitarias

Un grupo de 47 nuevos profesionales en Educación con Énfasis en Educación Rural I y II ciclos graduó la UNA en el Campus Sarapiquí, en el que destaca Javier Villafuente, expeón bananero, quien con título en mano, espera brindar una mejor calidad de vida a sus 4 hijos. 

Levantarse todos los días desde muy temprano, sin importar las inclemencias del tiempo, ponerse las botas de hule y la ropa húmeda para irse a trabajar a la empacadora de banano a varios kilómetros de su casa, en finca 4 de Rio Frío, a pie o en bicicleta; es una de las facetas recordadas con nostalgia por Javier Villafuente, ex peón bananero y hoy estudiante de la Universidad Nacional (UNA), que obtuvo su Diplomado en Educación con Énfasis en Educación Rural I y II ciclos.

Dicha carrera es impartida en el Campus Sarapiquí de la UNA por la División de Educación Rural del Centro de Investigación en Docencia y Educación (Cide-UNA) y al igual que Villafuente, 46 compañeros más se graduaron el pasado 25 de mayo de 2019.

Abrazado a su esposa e hijos, con sus ojos llorosos y frases entrecortadas, Villafuente comentó que desde que salió del colegio, hace 16 años, no tuvo más remedio que irse a trabajar a la empacadora de banano, pues su familia no tenía los suficientes recursos económicos para pagar estudios universitarios en la capital o bien para trasladarse a una sede universitaria.

Fue gracias a la su esposa y al apoyo de la UNA, mediante una beca, que tomó la difícil decisión de renunciar a la bananera para asumir sus estudios universitarios, con el fin de brindar una mejor calidad de vida a sus 4 hijos. “Tengo muchos compañeros del cole que trabajan en la empacadora, los cuales espero se animen y se sacrifiquen para buscar un futuro mejor para ellos y sus familias con el respaldo de la UNA.

Motivado y feliz, Villafuente subrayó que ser sello UNA significa un orgullo y algo que no se puede explicar el privilegio de pertenecer a esta universidad.

En la primera graduación de 2019, la UNA entregó su título a 81 nuevos profesionales en Educación con Énfasis en Educación Rural I y II ciclos, quienes aportan con su “sello UNA” a la calidad educativa en escuelas de la Región Huetar Norte y Caribe y de Upala. Estas ceremonias se realizaron el sábado 25 de mayo, en el Campus Sarapiquí (47 graduados) y el sábado 8 de junio, en Upala (34 graduados).

En esta primera graduación del año, la UNA entregó a la sociedad costarricense un total de 2488 nuevos profesionales, de los cuales 607 corresponden a las sedes regionales.

Más noticias 2019