Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility

Cámaras de la UNA captan a “perro vinagre” en el país

“Es un animal muy difícil de observar, le gustan los bosques de buena calidad y con poco contacto con los humanos. Se alimentan de otros mamíferos como tepezcuintles o guatusas y atacan en grupo”, explicó Carolina Sáenz, investigadora del Icomvis-UNA.

 

El “perro de monte” conocido también como “perro vinagre” por el característico olor de su orina, es originario de Suramérica, sin embargo, investigadores del Instituto Internacional en Manejo y Conservación de Vida Silvestre de la Universidad Nacional (Icomvis-UNA) captaron al animal en las cámaras de monitoreo instaladas en el Parque Nacional Barbilla. Asimismo, científicos de la Universidad Point Loma Nazarene, en San Diego, California y funcionarios del Sistema Nacional de Áreas de Conservación lo captaron en el Parque Internacional La Amistad.

En Costa Rica, los perros de monte nunca fueron identificados como una especie residente, aunque se registran avistamientos durante la década de los 90 desde el norte de la Península de Osa en el suroeste de Costa Rica, y desde la región central de la frontera con Panamá, y en el 2016 se observaron al sur de la Cordillera de Talamanca.

“Es un animal muy difícil de observar, le gustan los bosques de buena calidad y con poco contacto con los humanos. Se alimentan de otros mamíferos como tepezcuintles o guatusas y atacan en grupo”, explicó Carolina Sáenz, investigadora del Icomvis-UNA.

El primer reporte documentado por este grupo de investigadores fue el 30 de mayo de 2017 en el Parque Nacional Barbilla, en un sendero raramente utilizado a 950 metros de elevación en un bosque primario, se captaron dos perros adultos, uno de los cuales marcó un árbol con orina. El 10 de abril se fotografió un grupo de tres perros a 4,5 kilómetros al sur de donde se tomaron a los primeros.

El 6 de noviembre en el Parque Internacional La Amistad las cámaras tomaron un grupo de cinco fotografías a tres perros de monte que cruzaban un sendero. Las fotos mostraban un adulto y dos juveniles de sexo desconocido, posiblemente, indican los investigadores, una hembra y sus dos cachorros. El último registro se dio en agosto de 2018 cuando se captó a dos individuos que caminaban en el mismo sendero, a una altura de 2119 metros.

“Para nosotros ver esto en las cámaras significa mucho. Son tantos años trabajando en la zona y que vaya apareciendo esta especie que es tan esquivo es maravilloso. Se sabe muy poco de él, incluso en Suramérica de donde es originario. Las comparaciones aparentes de presas de perros de monte en Barbilla y la Amistad son similares a las de las áreas ocupadas por perros de monte en la Amazonia Brasileña, la abundancia de competidores felinos también es similar a los encontrados en el país”, detalló Sáenz.

La investigadora también destaca que la presencia del perro vinagre no ejercerá presión mayor a la que ya enfrentan las especies de la zona. “Esta es una especie más en el ecosistema, se alimenta de animales que viven en las áreas protegidas y no ejercerá una presión a la que ya enfrentan estas especies. Si alguno tiene la dicha de observar uno no debe temerle, pues son muy esquivos e intentarán huir”.

Ahora, el trabajo de los investigadores se centra en confirmar si realmente la especie se está movilizando al norte, si está ampliando su rango de hábitat o si es una población que se recupera y ahora se puede captar por medio de la tecnología.

Para especies tan raras como los perros de monte, monitorearlas se convierte en un desafío. “Debemos hacer el esfuerzo de tener la mayor cantidad de cámaras durante el mayor tiempo posible en lugares remotos y de difícil acceso. Los esfuerzos coordinados entre los equipos de investigación para planificar y documentar los esfuerzos, así como para compartir las observaciones y resultados ayudarán a la investigación”.

Sáenz también indica la importancia de recopilar el conocimiento de la población local. “Hay relatos de indígenas cabécares que dicen que estos cazaban cabros y venados, pero los indígenas más jóvenes desconocen este animal, por eso es importante ir no solo a las reservar indígenas que comprenden casi la mitad del hábitat boscoso, sino también a las zonas rurales que están en los alrededores de las áreas protegidas y los territorios indígenas” dijo Sáenz.

 

Características

El perro vinagre es un mamífero de patas cortas de tamaño mediano. Tiene un pelaje café, llegan a medir entre 50 y 70 centímetros y pesa entre cinco y diez kilos. Siempre vive en grupos. Observe el video aquí: https://www.youtube.com/watch?v=ogwrwS6JwNM

 

 

Más noticias 2019