Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility

Solista ganador

Disciplina, constancia, y sin duda muchas horas de estudio y trabajo en clase, fueron la clave para que Edgar Badilla, quien cursa el primer año de la Licenciatura en Música con énfasis en la ejecución y enseñanza del clarinete, ganara el pasado 13 de octubre el concurso Jóvenes Solistas en la categoría de clarinete. 

“Es bonito que a uno le reconozcan el trabajo. Son muchas horas de estudio individual, de tocar una y otra vez un pasaje hasta que esté impecable, como un “ajito”. 

Este vecino de San Rafael Abajo de Desamparados, no estaba muy decidido a participar de esta experiencia. “Fue el profesor el que me metió ese “gusanito” por participar, porque confía en uno, me motivó y me impulsó a hacer esas cosas que uno cree que no puede”. 

Y no es para menos que su profesor Aldo Salvent, coordinador de la Cátedra de Clarinete de la Escuela de Música se sienta emocionado. “Estamos muy contentos, muy orgullosos. En medio de esta situación generada por la covid-19 fue un desafío, muchas veces ensayamos con pistas, y a veces uno siente que no se logra, pero sí y estamos muy orgullosos”.  Esta es la cuarta ocasión en que un estudiante de la Cátedra de Clarinete gana el concurso.  

Esta actividad, organizada por el Centro Nacional de la Música, se realiza cada dos años, y brinda a jóvenes músicos y cantantes líricos la oportunidad de mostrar su talento en dos fases de audiciones ante un jurado integrado por experimentados artistas nacionales e internacionales. El mismo se desarrolla en distintas categorías: clarinete, trompeta, flauta, violín, piano y canto.  

Los ganadores de cada categoría tocarán el próximo 5 de noviembre junto a la Orquesta Sinfónica Nacional en el Teatro Popular Melico Salazar, bajo la batuta de la directora de orquesta francesa, Nathalie Marín, quien realizará su debut con la Orquesta. 

El repertorio del concierto incluirá música de compositores como Piotr Ilich Tchaikovski, Jaques Ibert, Carl María Von Weber y Camille Saint-Saëns, entre otros, que fueron las obras con que cada participante ganó el concurso. 

 

Historia   

“En el 2011 mi papá me regaló un clarinete, é no sabía qué era ni yo tampoco. En el 2012 ingresé a la Banda Nacional del Benemérito Cuerpo de Bomberos de Costa Rica. Al tener mi instrumento no hubo mayor inconveniente al empezar los ensayos, me presentaba a ver, porque no sabía qué estaban haciendo y no contaba con profesores. Así que empecé a ver videos en YouTube y con ayuda de José Vergara (integrante de dicha banda y también clarinetista) pude generar los primeros sonidos al clarinete. Con el paso del tiempo (los que sabían y recibían clases) me enseñaban las notas en el clarinete, pero a fin de cuentas no sabía leer música, así que toda la música que tocaban me la iba aprendiendo de memoria muscular, porque no conocía las notas”. 

Luego de dos años en esta banda, Badilla audicionó para ingresar al Sistema Nacional de Educación Musical (Sinem ), en Desamparados donde aprendió lo básico del solfeo y recibió algunas clases de clarinete. Con el paso del tiempo este joven se preparó e ingresó a la Escuela de Música de la UNA en el 2017, donde ha sido galardonado en dos ocasiones como estudiante distinguido o mejor promedio de la carrera (2018-2020). 

Breves

Más noticias