Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility

Tendencia de quebrar al voto se mantiene en el país

Solo el 42,7 %de la población manifestó está seguro de ir a votar en las próximas elecciones 

Esta mañana el Instituto de Estudios en Población de la Universidad Nacional (Idespo-UNA), presentó los resultados de la encuesta “Migración, cultura política e intención de voto en las elecciones nacionales 2022”, realizada por los programas Migraciones, Cambio Social e Identidades y Umbral Político del mismo instituto, cuyo objetivo fue generar datos sobre algunos aspectos de la cultura política, el comportamiento electoral, y las experiencias y decisiones ligadas a la movilidad de los costarricenses, tanto dentro como fuera del país, de la población costarricense, relacionadas con las elecciones nacionales de febrero 2022. 

El próximo 6 de febrero se elegirá a la persona que ocupará la presidencia de la República de Costa Rica por el periodo del 8 de mayo de 2022 al 8 de mayo de 2026, así como, a quienes le acompañan dentro de su fórmula para ocupar los cargos a las vicepresidencias. 

Para esta elección se aceptaron un total de 26 candidaturas a la presidencia y vicepresidencia de la República. Además, se elegirán los 57 diputados o diputadas que conformarán la siguiente Asamblea Legislativa durante el período del 1 de mayo de 2022 al 30 de abril de 2026. 

Los datos muestran que un 42,7% de la población encuestada manifestó seguridad total de ir a votar en las elecciones de febrero del 2022; en cambio, un 19,6% señaló que estaban seguros de no ir a votar. “El porcentaje de personas que indican estar seguras de no ir a votar es menor que el abstencionismo manifestado en las elecciones costarricenses desde 1998; esto no quiere decir que se pude prever que el abstencionismo baje en las elecciones del 2022, ya que puede haber varias razones para dicha diferencia, entre ellas: una deseabilidad social que insta a las personas a señalar que sí van a ir a votar, aunque no lo hagan, o el hecho que las personas que muestran una baja probabilidad de ir a votar finalmente decidan no hacerlo", mencionó José Andrés Díaz, coordinador del programa Umbral Político. 

 

Quebrar el voto 

El grupo de personas indecisas representa un porcentaje de la población votante, el que se torna de suma importancia, en tanto, podrían decidir durante el proceso electoral su asistencia a las urnas, pero, además, el apoyo a la candidatura presidencial o de diputaciones. 

Según las respuestas obtenidas en la encuesta, se estima que 38.7% de las personas encuestadas no ha decidido aún su voto, pero piensa ir a votar. Las decisiones de este grupo, además, son relevantes, ya que podrían inclinar la balanza en la decisión electoral. 

Dentro del grupo de los posibles votantes denominadas personas indecisas, el mayor porcentaje se concentra en indiferentes (58,3%), seguido de los dubitativos (38,6%) y finalmente de forma más reducida apáticos (3,2%). 

Se consultó a la población encuestada que, en caso de que las elecciones fueran el día de hoy, por cuál candidato/a votaría para la presidencia de la República. El 51,1% de las personas encuestas indicaron que aún no sabían por quién votarían (indecisos/as), un 18,8% señaló que votarían por José María Figueres, un 7,5% indicó preferir a Lineth Saborío, un 6,8% señalan que votarán por Fabricio Alvarado, un 3,8% señaló votar por José María Villalta; el resto de los candidatos/as obtienen un nivel que apoyo que no supera el margen de error de la encuesta. 

Las personas indecisas son principalmente mujeres, con edades entre los 18 a 34 años, con un nivel de escolaridad de secundaria completa, y que sí fueron a votar en las elecciones nacionales del 2018. Por su parte, las personas que indican que votarían por José María Figures son principalmente hombres, de 50 años o más, con primaria completa o menos, y que sí votaron en las elecciones nacionales del 2018. 

Los datos según Díaz, muestran que tienden a existir diferencias entre la intención de voto para la 

Presidencia de la República y la Asamblea Legislativa; así, Liberación Nacional tiene 6,1% más de intención de voto para la Asamblea Legislativa que el apoyo manifestado a su candidato a la presidencia. Por su parte, tanto el Frente Amplio como Unidad Social Cristiana reciben cerca de 1% más de apoyo para la Asamblea Legislativa que José María Villalta y Lineth Saborío, candidato y candidata respectivamente de dichos partidos. 

De forma contraria a los anteriores partidos, Nueva República recibe 1,8% de apoyo menos 

para la elección legislativa, en comparación a la intención de voto manifestada a su candidato a la presidencia, Fabricio Alvarado. 

Un dato que es necesario señalar es que, hay menos personas indecisas respecto a su intención de voto para la Asamblea Legislativa que sobre su voto para la presidencia (-9.8%). Esto, de acuerdo con Díaz, podría ser un indicador respecto a que es más complicado para las y los votantes decidir su voto para la elección presidencial que para la elección legislativa. 

“Es llamativo también como poco a poco se va consolidando a nivel nacional la importancia del ejercicio del voto en el exterior y es inclusive aceptado que el país invierta fondos para apoyar a que las personas costarricenses emigradas ejerzan su derecho a elegir en temas de importancia política para el país”, mencionó Cynthia Mora Izaguirre, coordinadora del Programa Migraciones, Cambio Social e Identidades 

La encuesta “Migración, cultura política e intención de voto en las elecciones nacionales 2022”, se levantó en el Centro Tecnológico de Investigación Social (CETIS) del IDESPO, vía telefónica (celular) los días 1-5, 8-12, 15-20 y 23 del mes de noviembre de 2021; a una muestra de 901 personas; contando con un nivel de confianza del 95% y un margen de error del + 3,3. 

 Foto: Reuters

Breves

Más noticias