Investigan la influencia occidental en comunidades locales

Cristian Chaves J./Especial para Campus

El desarrollo económico muchas veces es antecedido por protestas y conflictos sociales derivados del malentendido sobre qué es el desarrollo y cómo los actores individuales y los grupos sociales lo perciben. Estos conflictos suelen ser causados por la injerencia de fuerzas externas, a menudo del capital extranjero, cuando construyen grandes obras de infraestructura, y se acompañan de un discurso político neoliberal.

Esta perspectiva llevó a Katarzyna Dembicz, investigadora y docente de la Universidad de Varsovia, Polonia, a plantearse, como hipótesis, si las comunidades locales están sometidas a la occidentalización del modo de vivir, y al choque de valores de la civilización occidental con las tradiciones y los valores de las culturas locales.

En enero de 2021, Dembicz estuvo investigando en Costa Rica con el propósito de unirse al debate global y local sobre el desarrollo para luego proporcionar información y actualizaciones sobre las visiones del desarrollo desde una perspectiva local. Presentará evidencia de los conflictos de ideas en torno al desarrollo existentes y la falta de acuerdo sobre los objetivos a los que aspiramos como humanidad.

Área de estudio

Centroamérica es un área muy adecuada para aplicar su investigación por varias razones: complejidad socioeconómica y política, su localización geoestratégica y su pertenencia al subcontinente latinoamericano en el que han surgido diferentes definiciones de desarrollo y de políticas de desarrollo. “Creemos que la profundización del conocimiento sobre cómo las poblaciones locales entienden el desarrollo, contribuirá a una mejor comprensión de la complejidad de los problemas en torno a este proceso”, justificó Dembicz.

Como parte del equipo de investigación por parte de la Universidad Nacional (UNA), para ejecutar este proyecto, fue invitada la docente e investigadora Xinia Carrillo, de la sede Regional Chorotega, quién explicó que el estudio es de gran interés porque no existe un común denominador que permita verificar la consecuencia directa existente entre el desarrollo de variados megaproyectos y un cambio radical hacia un bienestar social, económico, ambiental y comercial de las comunidades relacionadas.

De hecho, esa es una parte vital de este proyecto: evidenciar el crecimiento del índice de desarrollo de ciertas comunidades, así como los diversos impactos negativos que trae el llamado desarrollo a muchas comunidades.

Según Carrillo, la fortaleza de la UNA a nivel internacional es en el campo de la investigación, en donde, en conjunto con otras universidades, genera un aporte al desarrollo científico y social para la sociedad. Que sus académicos investigadores sean tomados en cuenta para proyectos internacionales fortalece más su aporte social y confirma necesaria existencia dentro y fuera de nuestro país.

Dembicz concluye que el proyecto pretende visibilizar las visiones y el entendimiento por parte de las sociedades locales centroamericanas del significado del cambio y el desarrollo, a través del análisis de los discursos oficiales y el trabajo de campo realizado en proyectos de infraestructura, como plantas hidroeléctricas (Reventazón, en Costa Rica y Barro Blanco, en Panamá), megaparques turísticos e inversión en el sector de turismo rural (Guanacaste, en Costa Rica y Bahía de Tela, en Honduras), así como las minas Libertad y La India, en Nicaragua.

 

 

 

Breves

Lo más leído

Más noticias