Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility

Gestión de diálogo y convencimiento

Consciente de que formará parte de un cuerpo colegiado conformado por representación estudiantil, académica y administrativa, Tomás Marino Herrera propone el diálogo y el convencimiento para impulsar acciones en beneficio de la Universidad.

“Es fundamental propiciar la relación entre el Consejo Universitario y el Consejo Académico (Consaca), tal cual lo establecen los reglamentos de ambos, para priorizar temas medulares de la UNA que inciden en la academia, por ejemplo, el modelo pedagógico que queremos seguir, los posgrados, la flexibilidad curricular o abordar la deserción estudiantil. Muchas de las políticas que se impulsan desde el Consejo Universitario luego no tienen presupuesto de ejecución en las Unidades Académicas, que es donde se aplican”.

Otra de las propuestas se relaciona con el presupuesto ordinario de la Universidad. “La fórmula que se utiliza históricamente para la distribución del presupuesto está agotada. Pienso que debemos revisarla y ver qué se ocupa en las facultades, centros y sedes para una mejor ejecución. Un análisis más administrativo-académico. Asimismo, el velar por el cumplimiento del artículo 85 de la Constitución Política de Costa Rica sobre el Fondo Especial de la Educación (FEES)”.

Para Marino existen otros procesos que merecen una revisión por parte del Consejo Universitario. “La evaluación docente, por ejemplo, es un tema que los estudiantes dicen que no funciona, que no hay mecanismos directos para la revisión y no están convencidos del instrumento que se utiliza. Debemos promover una evaluación académica real que evalúe el procedimiento y establezca vías para la mejora y que sea sostenible en el tiempo”.

Mira nacional

De acuerdo con el nuevo consejal, es deber del Consejo Universitario pronunciarse en temas nacionales y mundiales a través de un análisis crítico y objetivo. Asimismo, cuando se lo solicite la Asamblea Legislativa en el tiempo dado.

“El consejo universitario, debe proponer una política de investigación orientada a las necesidades nacionales, como pilar fundamental de la integración docencia - investigación y extensión, esto implicaría formas de trabajo más participativo, con diferentes enfoques, y más ambiciosos, promoviendo así́ una visión integral de la institución”.

Trayectoria

Marino ingresó a la Universidad Nacional en 1988 como académico del Observatorio Vulcanológico y Sismológico (Ovsicori-UNA), dirigió el programa de Vigilancia volcánica y en el 2010 fue electo como vicedecano de la Facultad de Ciencias de la Tierra y el Mar. En el 2015 asumió el decanato y desde esa fecha es secretario de Consaca. Desde julio de 2018 asumió por recargo la dirección y subdirección de la Escuela de Ciencias Ambientales. Fue electo para representar a los académicos de la UNA en el Consejo Universitario con el respaldo del 55,64% de la Asamblea Universitaria, que se realizó el 24 de mayo anterior.

 

 

Más noticias 2019