Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility

Graduando sueños

46 mujeres de Guararí integran la más reciente generación graduada del Programa “Fortalecimiento de capacidades y habilidades para el emprendimiento”, liderado por la Escuela de Administración de la UNA y el IMAS. 

¿Se imagina tener 14 hijos, sí 14, y aún así sacar un título? Doña Marina Argüello lo logró. Ella, junto a 45 mujeres de Guararí más, forman parte de la más reciente generación graduada del Programa “Fortalecimiento de capacidades y habilidades para el emprendimiento”, un esfuerzo liderado por la Escuela de Administración de la Universidad Nacional (UNA) y el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS).

“Ha sido muy duro con 14 hijos, la mayoría ya grandes, pero ahí me fui organizando para atenderlos como se debe y estudiar a la vez. Estoy muy feliz, contenta de haber logrado esta meta de capacitarme, imagínese que esta es mi primera graduación en toda la vida; de verdad que Dios me ha demostrado que valgo mucho como persona y que tengo un propósito que cumplir en la sociedad”, decía visiblemente emocionada doña Marina, minutos después de recibir el título de manos de autoridades universitarias y representantes del IMAS.

“Hemos intentado replantear la lógica institucional de años, en el sentido de llegar nosotros a las familias y no necesariamente que ellas lleguen a nuestras ventanillas. Queremos que el plan de negocios, la idea productiva, las metas de empleabilidad de personas con alguna limitación socioeconómica, sean una realidad”, afirmó Dinia Rojas, Jefe del Área Regional de Desarrollo Social de Heredia del IMAS.

La capacitación de las 46 mujeres se dio a lo largo de 5 meses. Tuvo su cierre oficial el pasado 8 de febrero, con el acto de graduación, organizado en el gimnasio del Fondo de Beneficios Social (FBS) de la UNA, en Santa Lucía de Barva, y al que asistieron las beneficiadas con sus respectivas familias: “ahora mi sueño de emprendedora está más cerca, quiero tener mi empresita de costura; y estoy segura que todo lo que aprendí aquí, como por ejemplo hacer un plan de negocios o un presupuesto, me va a servir montones, porque el talento humildemente ya lo tengo, vea que este vestido con el que vengo a mi graduación yo misma lo hice”, añadió orgullosamente Argüello.

Sodas, peluquerías, bazares, panaderías… los anhelos se cuentan por decenas. Ahora ellas tienen la palabra: “desde hace muchos años la Universidad Nacional se ha levantado mirando a las comunidades más necesitadas del país. Con esta capacitación estas 46 mujeres quedan más cerca de concretar el sueño de sus vidas, esa es la universidad necesaria”, concluyó Alberto Salom, rector de la UNA.

Más noticias 2019