Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility

UNA ES CARBONO NEUTRAL

Hace pocos minutos, el Ministerio de Ambiente y Energía (Minae), por medio de la Dirección de Cambio Climático (DCC), entregó a la Universidad Nacional (UNA) el certificado que reconoce a la institución como Carbono Neutral, por haber cumplido con el Programa: País Carbono Neutralidad. Dicho reconocimiento se mantendrá vigente por un año, hasta el 24 de marzo de 2023.

El certificado entregado a la UNA, indica que su alcance se extiende a las emisiones directas e indirectas de dióxido de carbono, metano, óxido nitroso, clorofluorocarbono, hidrofluorocarbono, hidroclorofluorocarbono e hidrocarburo, para todas las actividades de investigación, docencia, administrativas y servicios veterinarios realizados en la Sede Central, Sedes Regionales y estaciones experimentales, lo cual distingue a la UNA como la primera universidad pública del país que obtiene la certificación de Carbono Neutral para todos sus recintos.

Además, se incluyen otras emisiones indirectas por consumo de GLP en sodas concesionadas. Por otra parte, se incluyen remociones directas en 71.8ha de bosques secundarios, así como árboles aislados a lo largo de áreas propias de la organización.

Participación estudiantil

Cabe señalar que este proceso se lideró por Jorge Herrera, vicerrector de Investigación y Susana Méndez, coordinadora del Observatorio Ambiental de la UNA, con la participación de académicos de UNA-Campus Sostenible, de la Vicerrectoría de Administración, y con una importante participación estudiantil, indispensable en el levantamiento de datos para el inventario de emisiones.

Asimismo, se destaca el apoyo del Instituto de Investigaciones y Servicios Forestales (INISEFOR) y las instancias universitarias que participan del Programa de Gestión Ambiental Institucional (PGAI-UNA), que brindan información sobre fuentes de emisión de carbono. También fue de suma relevancia el desarrollo del inventario de remociones forestales, que estuvo a cargo de ingeniero Ronny Villalobos de la Escuela de Ciencias Ambientales.

Satisfacción y compromiso

Roxana Morales, vicerrectora de Administración de la UNA, expresó su satisfacción por el reconocimiento ecológico alcanzado. A la vez indicó que, dentro los principios estatutarios de la institución, destaca el de Responsabilidad Ambiental. “En esa línea, desde hace varios años se han desarrollado acciones trascendentales en esta materia, como la incorporación de la formación ambiental como eje transversal en las mallas curriculares, así como campañas de concientización para la adopción de prácticas sustentables, como el reciclaje, compostaje, ahorro energético, entre otros”, comentó Morales.

Lo anterior acorde, desde la planificación institucional, donde se plasma la consigna de la UNA por implementar prácticas ambientales sustentables (meta 4.4.1 del Plan de Mediano Plazo Institucional 2017-2021, prorrogado al 2022).

Jorge Herrera, vicerrector de Investigación de la UNA, resaltó que la certificación reafirma el compromiso institucional con el medio ambiente, que permite legitimar de forma contundente, el resultado de las medidas adoptadas para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, en concordancia con el Plan Nacional para la Descarbonización. “La certificación obtenida por parte de la DCC cubre a todas las sedes y sección regional de la universidad, así como las estaciones y fincas experimentales de la institución, lo cual es motivo de orgullo”, aseveró el vicerrector.

Herrera se muestra esperanzado en que el ejemplo de la UNA se emule por otras instancias nacionales e internacionales, con el fin de continuar el avance decidido en pro de la conservación del medio ambiente, revertir los efectos del cambio climático y apostar por estilos de vida que promuevan un desarrollo sustentable.

Más y mejores prácticas

Ambos vicerrectores consideran que el reto será involucrar a toda la comunidad universitaria para seguir creciendo en esta temática, además de sumar otros actores de la sociedad en un esfuerzo conjunto por preservar el medio ambiente. De igual forma, la institución deberá implementar más y mejores prácticas de gestión que mejoren su desempeño ambiental y reduzcan el impacto sobre el medio ambiente.

Acotaron que desde ya se trabaja en la coordinación de las tareas relacionadas con el levantamiento de la información de los inventarios de emisión y remociones forestales en coordinación con el INISEFOR,  así como en el dimensionamiento y desarrollo de nuevas acciones que mejoren el manejo de carbono en facilidades universitarias, así como en la capacitación de las personas que estarán liderando este proceso, en temas relacionadas con las normas ISO que se evalúan para la obtención de la carbono neutralidad.

Breves