Alza del tipo de cambio en Costa Rica

Por: Fernando Montero Cordero, investigador y académico. Escuela de Administración (EDA-UNA).

Existe en la economía costarricense incertidumbre respecto al alza del tipo de cambio que se ha venido presentando en los últimos meses.  Del 12 de octubre al 10 de noviembre el crecimiento del tipo de cambio fue de ¢11,22 según el Banco Central de Costa Rica (BCCR), pasamos de ¢605,19 venta a ¢616,41 colón por dólar.

El tipo de cambio es la relación de equivalencia entre el colón costarricense y el dólar, éste varía según el comportamiento de oferta y demanda de la divisa en el mercado financiero, entre más dólares tenga la economía menor será esta relación y viceversa. El Banco Central es la entidad encargada de preservar el valor de la moneda costarricenses, a través de la política monetaria; cada vez que la moneda tiende a desvalorizarse el Central interviene inyectando dólares a través del Mercado de Monedas Extranjeras (MONEX) para que el tipo de cambio se mantenga o disminuya a su comportamiento o tendencia.

Los factores que actualmente están ejerciendo presión al alza en el dólar son: 1) factor estacional que tiene relación con el volumen de comercio internacional y ventas, 2) La caída de las exportaciones producto de la pandemia y crisis financiera del país, 3) Incertidumbre fiscal, principalmente por el posible préstamo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y las consecuentes aplicaciones tributarias de contrapartida al préstamo.  Aunado a lo anteriormente expuesto están las elecciones presidenciales en Estados Unidos de América, que sin lugar a duda es un hecho político que conlleva muchas expectativas.

En octubre el Banco Central tuvo que intervenir en el mercado financiero inyectando $159 millones, cinco veces más de lo que significaron sus intervenciones de enero a setiembre de este año y probablemente tendrá que seguir efectuando este tipo de intervenciones hasta que se logre determinar la situación fiscal del país.

Evite deudas en dólares

Las economías familiares que no tienen ingresos en dólares sufren en mayor cuantía, principalmente para aquellas economías domésticas que tienen deudas de auto, casa o tarjetas de crédito en dólares. La primera recomendación es no endeudarse en dólares y tratar de comprar deudas de tarjetas de crédito en colones a un plazo prudencial.

Para aquellas familias que han ahorrado aprovechado los periodos de gracia que han dado las entidades de intermediación financiera, pueden dolarizar esos ahorros, es decir pasarlos de colones a dólares. Es indispensable que la familia ahorre; el teletrabajo y las disposiciones sanitarias producto del COVID-19 han permitido el ahorro de gastos de transporte y alimentación fuera del hogar, recursos que pueden atenuar el impacto del alza en el tipo de cambio.

El consumo suntuario (lujo) no es recomendable, realizar actividades de ocio sin necesidad de hacer erogaciones cuantiosas y no comprometer el aguinaldo, son algunas alternativas para evitar el exceso de uso dinero y crédito.

Tener mucha calma si se presenta un alza significativa y no realizar gestiones de cambio de crédito en forma precipitada, el mercado siempre tiene de regularse en épocas estacionales.

Breves

Más noticias