Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility

Recolección de desechos electrónicos desbordó expectativas en Nicoya

Motivados por el curso Ambiente y Desarrollo Sostenible, un grupo de estudiantes del Campus Nicoya de la Universidad Nacional (UNA), decidieron contribuir en pro del ambiente y, en colaboración con el departamento de gestión ambiental de la Municipalidad de Nicoya, realizaron una jornada de recolección de residuos electrónicos. Sin embargo, la expectativa se sobrepasó, pues las personas aprovecharon para desechar otros artículos como licuadoras, ollas arroceras, planchas y batidoras de mano, entre muchos más.

Oscar Barboza, docente responsable del curso, comentó que una vez definido el proyecto por los estudiantes se procedió con el anunció de la campaña por las redes sociales del ayuntamiento nicoyano y del Campus Nicoya de la UNA. En primera instancia-mencionó Barboza- se hizo el llamado a la comunidad a reciclar artefactos dañados como equipo de cómputo, celulares, cámaras, baterías, calculadoras, parlantes, monitores, componentes de sonido y hasta pantallas.

El académico detalló que, si bien la jornada de recolección estaba prevista para cerrar a medio, fue tal la presencia de la comunidad en la plazoleta del parque de Nicoya que se debió extender hasta las 3 de la tarde, periodo en el cual se llenaron tres vagonetas con todo tipo de desechos electrónicos. “Un dato fue la presencia de varias personas que se ofrecieron para sacar componentes electrónicos recargables o piezas reutilizables para la reparación de otros artículos”, expresó Barboza.

Asimismo, el ayuntamiento acordó trasladar al Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) los teléfonos celulares en desuso para que sean desechados de forma amigable con el ambiente, a través de los programas de reciclaje celular ejecutados por esta institución.

Los organizadores de la campaña enfatizaron sobre la importancia de concientizar a las personas de reciclar componentes y artefactos electrónicos, ya que en muchos de estos se encuentran sustancias altamente contaminantes, como plomo, mercurio, arsénico, cadmio y cromo hexavalente. Dichas sustancias no solo son tóxicas, sino que poseen la capacidad de dañar el ambiente y afectar la salud de la población. Un ejemplo clave: el tubo de rayos catódicos de los televisores viejos puede contaminar hasta 40 millones de litros de agua.

Voces ambientales

Sussana Vásquez, una de las estudiantes organizadoras de la campaña de recolección explicó que, como parte de la valoración de campo, requisito indispensable para ejecutar el proyecto, se visitaron varias tiendas de reparación de celulares del cantón para conocer de parte de los técnicos cómo trataban esos desechos; la mayoría respondieron que los devuelven al cliente al no tener un centro de acopio para su tratamiento.

Posteriormente, se reunieron con el gestor ambiental del ayuntamiento nicoyano, donde se concretó la realización conjunta de la jornada de reciclaje. “Personalmente, me enorgullece contribuir con el bienestar ambiental de mi comunidad y espero que dentro de poco se instalen varios buzones de recolección en distintas zonas comerciales del cantón”, enfatizó la estudiante.

La Municipalidad de Nicoya destacó, en su sección de noticias, que dentro de lo positivo de esta actividad ejecutada en coordinación con la UNA, fue que los nicoyanos despejaron espacio en sus hogares y que todo el material será dispuesto de manera correcta para no afectar el medioambiente.

Ignacio Pérez, también estudiante del curso impartido en el Campus Nicoya de la UNA, resaltó que le llamó la atención la conciencia ambiental de muchos pobladores, ya que muchos agradecieron por la actividad, pues en sus casas almacenaban artefactos en desuso por alrededor de 10 años a la espera de una campaña de reciclaje de residuos eléctricos. Incluso quedó evidenciado el interés de las personas porque este tipo de eventos se realicen al menos dos veces al año en Nicoya y otros cantones de la provincia de Guanacaste.

Como resultado de esta campaña, la Municipalidad de Nicoya colocó un buzón en las afueras del edificio para que las personas depositen todos aquellos residuos electrónicos y tóxicos (celulares, pilas primarias no recargables como las AA, AAA, AAAA, C, D y 9V), los cuales son trasladados al centro de acopio municipal para su adecuado tratamiento.

Breves

Más noticias