Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility

Vacunarse o no vacunarse: ¿qué dice la tradición cristiana?

Vacunarse o no vacunarse: ¿qué dice la tradición cristiana?

En la tradición de la fe cristiana, cuando las personas son liberadas del dolor y de las cadenas de la enfermedad, y, en consecuencia, pueden gozar de salud plena e integrarse a la convivencia social, hay una esperanza concreta de una mejor vida para la humanidad, según explica Alberto Rojas, director de la Escuela Ecuménica de Ciencias de la Religión.

En ese sentido, “las vacunas han ayudado a cumplir esta esperanza, son como un milagro que nos depara la ciencia porque nos liberan de enfermedades y nos dan la posibilidad de convivir con los demás como personas sanas”,  recalca el especialista.

Eso sí, -destacó Rojas- en el caso particular de las vacunas contra la covid-19, es necesario que se siga profundizando la investigación científica y la organización social para obstaculizar la reproducción del virus, neutralizar sus mutaciones y asegurar que ninguna vacuna tenga consecuencias graves en la salud de las personas.

También es fundamental –dijo- que las vacunas lleguen a todas las personas porque para que cada persona esté a salvo, todas tienen que estar vacunadas.

Por eso, considera necesario fortalecer el sistema público de salud para que permita vacunarse a toda la población, sobre todo a las personas más vulnerables y excluidas.

“De esta manera, las vacunas pueden ser un instrumento para el bienestar de las poblaciones, se pueden convertir en una esperanza de que es posible una vida en convivencia y salud”, reiteró. 

Mitos y consecuencias 

El director Escuela Ecuménica de la UNA se refirió a los tres argumentos que—en su criterio—sintetizan las diversas posiciones para no vacunarse.

El primero es que la covid-19 y las muertes que produce son un invento de políticos y de medios de comunicación.

 El segundo es que las vacunas y el virus son parte de una conjura internacional para dominar a las poblaciones;  un instrumento del diablo o de algún grupo con intenciones de control mundial.

Y el tercero  señala que las vacunas para enfrentar la covid-19 no han cumplido a cabalidad los protocolos científicos, por tanto no existen evidencias válidas sobre las consecuencias que van a tener a futuro.

“Necesitamos información con conocimiento, que en este caso, nos lo depara la ciencia, la reflexión ética y los depósitos de sabiduría contenidos en las tradiciones de los pueblos”, resalta Rojas.

En su opinión, ese conocimiento nos debe llevar a una acción sabia desde una práctica comprometida con el bienestar de las personas. “Cuando una opinión puede tener consecuencia en la salud de los seres humanos, es fundamental partir de información y conocimiento y tener mucho cuidado de reproducir creencias que no cuentan con ningún fundamento sólido. Se puede influir en una acción sin sabiduría y causar más daño que bien”, advirtió.

Para el especialista, lo importante, a fin de cuentas, es que podamos convivir con salud.

Edición de video: Roberta Hernández.

Foto con fines ilustrativos.

Vacunarse o no vacunarse: ¿qué dice la tradición cristiana?
Watch the video

En la tradición de la fe cristiana, cuando las personas son liberadas del dolor y de las cadenas de la enfermedad, y, en consecuencia, pueden gozar de salud plena e integrarse a la convivencia social, hay una esperanza concreta de una mejor vida para la humanidad, según explica Alberto Rojas, director de la Escuela Ecuménica de Ciencias de la Religión.

En ese sentido, “las vacunas han ayudado a cumplir esta esperanza, son como un milagro que nos depara la ciencia porque nos liberan de enfermedades y nos dan la posibilidad de convivir con los demás como personas sanas”,  recalca el especialista.

Eso sí, -destacó Rojas- en el caso particular de las vacunas contra la covid-19, es necesario que se siga profundizando la investigación científica y la organización social para obstaculizar la reproducción del virus, neutralizar sus mutaciones y asegurar que ninguna vacuna tenga consecuencias graves en la salud de las personas.

También es fundamental –dijo- que las vacunas lleguen a todas las personas porque para que cada persona esté a salvo, todas tienen que estar vacunadas.

Por eso, considera necesario fortalecer el sistema público de salud para que permita vacunarse a toda la población, sobre todo a las personas más vulnerables y excluidas.

“De esta manera, las vacunas pueden ser un instrumento para el bienestar de las poblaciones, se pueden convertir en una esperanza de que es posible una vida en convivencia y salud”, reiteró. 

Mitos y consecuencias 

El director Escuela Ecuménica de la UNA se refirió a los tres argumentos que—en su criterio—sintetizan las diversas posiciones para no vacunarse.

El primero es que la covid-19 y las muertes que produce son un invento de políticos y de medios de comunicación.

 El segundo es que las vacunas y el virus son parte de una conjura internacional para dominar a las poblaciones;  un instrumento del diablo o de algún grupo con intenciones de control mundial.

Y el tercero  señala que las vacunas para enfrentar la covid-19 no han cumplido a cabalidad los protocolos científicos, por tanto no existen evidencias válidas sobre las consecuencias que van a tener a futuro.

“Necesitamos información con conocimiento, que en este caso, nos lo depara la ciencia, la reflexión ética y los depósitos de sabiduría contenidos en las tradiciones de los pueblos”, resalta Rojas.

En su opinión, ese conocimiento nos debe llevar a una acción sabia desde una práctica comprometida con el bienestar de las personas. “Cuando una opinión puede tener consecuencia en la salud de los seres humanos, es fundamental partir de información y conocimiento y tener mucho cuidado de reproducir creencias que no cuentan con ningún fundamento sólido. Se puede influir en una acción sin sabiduría y causar más daño que bien”, advirtió.

Para el especialista, lo importante, a fin de cuentas, es que podamos convivir con salud.

Edición de video: Roberta Hernández.

Foto con fines ilustrativos.

Breves

Más noticias