Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility

Impulso conjunto a la conservación

Impulso conjunto a la conservación

La Universidad Nacional (UNA) y la Fundación Ecovida, suscribieron el pasado 17 de octubre un convenio de cooperación, con el objetivo de promover acciones conjuntas en áreas de investigación, extensión, asistencia técnica, administrativa y académica en materia de conservación y restauración ecológica.

Esta Fundación se dedica a la conservación del paisaje y la restauración de ecosistemas, de acuerdo con su representante Oscar Manuel López Ramírez, su fin es la protección sostenible contra la deforestación y la caza furtiva, además de sensibilizar a la población.

 Ecovida cuenta con un área protegida llamada Refugio Privado de Vida Silvestre Lapa Verde, ubicada en Sarapiquí, con un total de 1825 hectáreas.

“Buscamos proyectar el Refugio Lapa Verde como un centro de referencia en la conservación, manejo e investigación del bosque tropical muy húmedo, mediante la vinculación con las comunidades locales, organizaciones e instituciones públicas de Costa Rica”, detalló López.

Dentro de las actividades a realizar destaca el gestionar recursos de cooperación para el financiamiento de iniciativas de investigación, extensión y educación, actividades de capacitación, intercambio de información y material científico o bibliográfico, recursos tecnológicos, audiovisuales y bases de datos académicas, así como la ejecución de prácticas profesionales supervisadas y trabajos finales de graduación, entre otras.

“Este convenio viene a ratificar el compromiso de la Universidad Nacional y su vínculo con la sociedad, y en este cado con una organización dedicada a la recuperación, conservación y manejo de los ecosistemas, con un propósito claro de mejorar las condiciones de sostenibilidad ambiental, tan necesarias en un contexto ambiental como el que enfrentamos. Ya teníamos una vinculación a través de la Escuela de Ciencias Biológicas, que ha venido desarrollando algunas iniciativas con académicos y estudiantes, y este convenio nos permite ofrecer un marco legal para facilitar el uso de recurso humano y de la infraestructura para ambas partes”, dijo Francisco González, rector de la UNA.

En la actividad estuvieron presentes los representantes del Refugio Lapa Verde, así como los académicos Yara Azofeida y Roberto Cordero de la Escuela de Ciencias Biológicas y Sarita Guzmán Valverde, de la Oficina de Asuntos Internacionales y Cooperación.

Impulso conjunto a la conservación
Watch the video

La Universidad Nacional (UNA) y la Fundación Ecovida, suscribieron el pasado 17 de octubre un convenio de cooperación, con el objetivo de promover acciones conjuntas en áreas de investigación, extensión, asistencia técnica, administrativa y académica en materia de conservación y restauración ecológica.

Esta Fundación se dedica a la conservación del paisaje y la restauración de ecosistemas, de acuerdo con su representante Oscar Manuel López Ramírez, su fin es la protección sostenible contra la deforestación y la caza furtiva, además de sensibilizar a la población.

 Ecovida cuenta con un área protegida llamada Refugio Privado de Vida Silvestre Lapa Verde, ubicada en Sarapiquí, con un total de 1825 hectáreas.

“Buscamos proyectar el Refugio Lapa Verde como un centro de referencia en la conservación, manejo e investigación del bosque tropical muy húmedo, mediante la vinculación con las comunidades locales, organizaciones e instituciones públicas de Costa Rica”, detalló López.

Dentro de las actividades a realizar destaca el gestionar recursos de cooperación para el financiamiento de iniciativas de investigación, extensión y educación, actividades de capacitación, intercambio de información y material científico o bibliográfico, recursos tecnológicos, audiovisuales y bases de datos académicas, así como la ejecución de prácticas profesionales supervisadas y trabajos finales de graduación, entre otras.

“Este convenio viene a ratificar el compromiso de la Universidad Nacional y su vínculo con la sociedad, y en este cado con una organización dedicada a la recuperación, conservación y manejo de los ecosistemas, con un propósito claro de mejorar las condiciones de sostenibilidad ambiental, tan necesarias en un contexto ambiental como el que enfrentamos. Ya teníamos una vinculación a través de la Escuela de Ciencias Biológicas, que ha venido desarrollando algunas iniciativas con académicos y estudiantes, y este convenio nos permite ofrecer un marco legal para facilitar el uso de recurso humano y de la infraestructura para ambas partes”, dijo Francisco González, rector de la UNA.

En la actividad estuvieron presentes los representantes del Refugio Lapa Verde, así como los académicos Yara Azofeida y Roberto Cordero de la Escuela de Ciencias Biológicas y Sarita Guzmán Valverde, de la Oficina de Asuntos Internacionales y Cooperación.

Breves