Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility

Estudiantes de biología marina hacen sus prácticas en piscina de la UNA

Estudiantes de biología marina hacen sus prácticas en piscina de la UNA

Las dificultades para realizar giras de campo en carreras con componente práctico durante la pandemia, han activado la creatividad e innovación en docentes y estudiantes.

La académica Nidia Nova, docente del curso optativo Ecología de arrecifes coralinos de la carrera de Biología Marina de la Universidad Nacional (UNA) es un ejemplo.

Gracias a la coordinación con el Departamento de Promoción Estudiantil de la Vicerrectoría de Vida Estudiantil, Nova consiguió que sus estudiantes tuvieran un ambiente lo más propicio posible—dadas las condiciones actuales—para hacer sus prácticas: la piscina del Complejo Artístico Deportivo, ubicado en el Campus Omar Dengo en Heredia.

 “Estamos haciendo prácticas en piscina para aprender a dominar el cuerpo debajo del agua en el posible muestreo del curso”, explicó la profesora de la Escuela de Ciencias Biológicas de la UNA.

Además de permitirles aprender a dominar su cuerpo, las prácticas en piscina permiten a estudiantes de este curso trabajar en equipo, lo cual contempla un manipuleo en un cuadrante, manipuleo de cinta métrica, tareas esenciales para empezar a contar, en ciertos lugares, cómo está la diversidad y abundancia de las especies de coral.

“Lo hacemos con la finalidad de que ahorita no podemos ir a campo, pero así los estudiantes van aprendiendo y van tomando técnicas que posiblemente podemos hacer en el campo en un futuro”, afirmó Nova.

La carrera de Biología Marina, impartida por la Escuela de Ciencias Biológicas de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UNA, procura la formación de profesionales capaces de estudiar y comprender los fenómenos relacionados con la vida en el mar, la flora y la fauna marina, así como la relación de estos con su medio ambiente.

Las personas graduadas tienen conocimientos y destrezas para la gestión ambiental y costera, la ecología marina, la restauración de hábitat, la adaptación y mitigación al cambio climático. 

Esta carrera cuenta con la acreditación de parte del Sistema Nacional de Acreditación de la Educación Superior (Sinaes). 

Video y foto: Giovanni Jiménez, Noticias Vida Estudiantil.

Estudiantes de biología marina hacen sus prácticas en piscina de la UNA
Watch the video

Las dificultades para realizar giras de campo en carreras con componente práctico durante la pandemia, han activado la creatividad e innovación en docentes y estudiantes.

La académica Nidia Nova, docente del curso optativo Ecología de arrecifes coralinos de la carrera de Biología Marina de la Universidad Nacional (UNA) es un ejemplo.

Gracias a la coordinación con el Departamento de Promoción Estudiantil de la Vicerrectoría de Vida Estudiantil, Nova consiguió que sus estudiantes tuvieran un ambiente lo más propicio posible—dadas las condiciones actuales—para hacer sus prácticas: la piscina del Complejo Artístico Deportivo, ubicado en el Campus Omar Dengo en Heredia.

 “Estamos haciendo prácticas en piscina para aprender a dominar el cuerpo debajo del agua en el posible muestreo del curso”, explicó la profesora de la Escuela de Ciencias Biológicas de la UNA.

Además de permitirles aprender a dominar su cuerpo, las prácticas en piscina permiten a estudiantes de este curso trabajar en equipo, lo cual contempla un manipuleo en un cuadrante, manipuleo de cinta métrica, tareas esenciales para empezar a contar, en ciertos lugares, cómo está la diversidad y abundancia de las especies de coral.

“Lo hacemos con la finalidad de que ahorita no podemos ir a campo, pero así los estudiantes van aprendiendo y van tomando técnicas que posiblemente podemos hacer en el campo en un futuro”, afirmó Nova.

La carrera de Biología Marina, impartida por la Escuela de Ciencias Biológicas de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UNA, procura la formación de profesionales capaces de estudiar y comprender los fenómenos relacionados con la vida en el mar, la flora y la fauna marina, así como la relación de estos con su medio ambiente.

Las personas graduadas tienen conocimientos y destrezas para la gestión ambiental y costera, la ecología marina, la restauración de hábitat, la adaptación y mitigación al cambio climático. 

Esta carrera cuenta con la acreditación de parte del Sistema Nacional de Acreditación de la Educación Superior (Sinaes). 

Video y foto: Giovanni Jiménez, Noticias Vida Estudiantil.

Breves

Más noticias