Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility

Vecino de Goicoechea dirige laboratorio de radiología en Alemania

El joven veterinario aún sigue sus sueños: desea especializarse en medicina traductoria o de translación; es decir, utilizar los resultados de la medicina veterinaria para diagnósticos y tratamientos de enfermedades en humanos.

Hace más de 10 años, un joven vecino de Goicoechea y estudiante de último año de carrera en la Escuela de Medicina Veterinaria de la Universidad Nacional (EMV-UNA), decidió aplicar por una beca en la Clínica de Pequeñas Especies de la Escuela Superior de Medicina Veterinaria de Hannover (Tierärtztliche Hochschule Hannover), Alemania, sin saber que esa capacitación marcaría su futuro profesional. Hoy Adriano Wang Leandro, especialista en radiología, es el coordinador del departamento de Diagnóstico por Imagen de la Universidad Veterinaria de Hannover en Alemania.

Wang, quien en la actualidad aprovecha su tiempo libre para salir a caminar por las calles de Hannover con su perro Sancho, comentó que gracias a la beca del Servicio de Intercambio Alemán (DAAD) y con el respaldo de la federación y la asociación de estudiantes, así como del programa de ayudas económicas de la UNA, una mañana de enero de 2012 empacó sus maletas y “cruzo el charco” a tierras germanas.

Durante la pasantía, aparte de capacitarse, el joven estudiante tuvo la oportunidad de establecer contactos y conocer al personal docente de la universidad alemana. “Conocí a la encargada de los ultrasonidos y del programa de internado, la cual en una charla casual me preguntó sobre mis planes futuros y le respondí que quería especializarme. Concluida la pasantía regresé a graduarme a la UNA, aprendí algo de alemán y poco tiempo después conversé de nuevo con la académica y regresé a Alemania”, detalló Wang.

En ese periodo, el ahora radiólogo de 35 años de edad, trabajó en los departamentos de oncología y neurología, de medicina interna y cuidados intensivos y de ultrasonido. También participó en la atención de un total de 359 casos: 255 del departamento de ultrasonografía, 64 del departamento de medicina interna y cuidados intensivos, 20 de oncología y 20 de neurología. Asimismo, estuvo involucrado en la asistencia de dos cirugías de pacientes del departamento de oncología y una del departamento de neurología.

Rumbo al éxito

            Ya de regreso en Alemania, a finales de 2012, Wang quien añora a su familia y el clima de Costa Rica, participó durante más de un año en un internado rotatorio, donde conoció la dinámica de varios departamentos y luego de analizar diferentes opciones, realizó un doctorado en resonancia magnética y neurología veterinaria con énfasis en imágenes médicas. Posteriormente, se marchó por alrededor de cinco años a Zúrich, Suiza, donde realizó un posdoctorado y una especialización en radiología.

Después de esa etapa aceptó el reto de volver a Hannover, donde luego de ser contactado hace dos años por el director del hospital veterinario alemán, a partir de este año asumió la coordinación del departamento de imágenes médicas, junto con otra colega; ambos radiólogos especializados con certificación europea.

            Para Wang su trabajo en la actualidad le ayuda a cumplir sus metas personales y desde su campo visualizar los proyectos que le gustaría a futuro establecer con Costa Rica. “Una de mis metas es traer estudiantes ticos a cursar doctorados, los cuales regresen al país a promocionar el conocimiento adquirido en Alemania y motiven a los otros estudiantes a realizar prácticas fuera del país”, resaltó Wang.

 

 

Breves