¡Gracias, maestro!

¡Gracias, maestro!

Este 22 de abril el Consejo Universitario de la Universidad Nacional, entregó el Doctorado Honoris Causa al profesor fundador de la Institución Arnoldo Mora Rodríguez.  

Don Arnoldo es un educador y libre pensador, mentor de muchas personas que encontraron en el maestro, la orientación necesaria para estimular sus necesidades de crear pensamiento propio y de construir alternativas políticas diferentes a las basadas en la acumulación de riqueza y la discriminación social”, dijo Carolina España como parte del acuerdo tomado por el Consejo Universitario. 

“Don Arnoldo es un pilar importantísimo en la fundación de nuestra Universidad, y de nuestra querida Escuela de Filosofía, llamada en ese momento departamento. Abarrotaba las aulas, y según cuentan quienes tuvieron el placer de ser sus alumnos, su receta era simple y visionaria: renunciaba a una visión idealista de la historia de las ideas, para examinar cómo las ideas forman parte del entramado social en cada momento histórico”, dijo Francisco González, rector de la UNA. 

Y continuó “Aunque no fui su alumno siempre nos unirá como a la gran mayoría de los que nos acompañan, la lucha por la excelencia académica, por la igualdad de los derechos, por la justicia y por la defensa de nuestra universidad pública, que hoy enfrenta una de las mayores vulnerabilidades frente al principio constitucional de autonomía, que le permite ejercer el sentido de la educación superior pública” 

“Tanto Xinia como mis hijos y yo estamos profundamente conmovidos por este homenaje, que no solamente recibo por lo que he sido en el pasado, sino que lo veo como un compromiso por el resto de mis días. Cuando se recibe un honor también se recibe una responsabilidad: la de ser consecuente con ese inmenso acto de confianza del que uno ha sido objeto”. 

Don Arnoldo, además, impartió la conferencia "Hacia una filosofía de la historia de Costa Rica”, donde hizo un llamado al deber de la enseñanza. "La tarea como maestros y profesores no es tanto instruir, el muchacho aprende en la computadora todo lo que la humanidad ha acumulado. Nuestra misión es formar, formar en valores, información tenemos, pero cuáles son los criterios para saber la verdad del error, solo formando en valores se sabe. La otra tarea que tienen las universidades es que la ciencia y el saber no son un resultado ya hecho, sino un proceso que continuamente se hace, por eso la columna vertebral de las universidades públicas es la investigación no solo en la ciencia sino en todos los campos”. 

Grabación y edición: Joaquín Salazar y Roberta  Hernández

¡Gracias, maestro!
Watch the video

Este 22 de abril el Consejo Universitario de la Universidad Nacional, entregó el Doctorado Honoris Causa al profesor fundador de la Institución Arnoldo Mora Rodríguez.  

Don Arnoldo es un educador y libre pensador, mentor de muchas personas que encontraron en el maestro, la orientación necesaria para estimular sus necesidades de crear pensamiento propio y de construir alternativas políticas diferentes a las basadas en la acumulación de riqueza y la discriminación social”, dijo Carolina España como parte del acuerdo tomado por el Consejo Universitario. 

“Don Arnoldo es un pilar importantísimo en la fundación de nuestra Universidad, y de nuestra querida Escuela de Filosofía, llamada en ese momento departamento. Abarrotaba las aulas, y según cuentan quienes tuvieron el placer de ser sus alumnos, su receta era simple y visionaria: renunciaba a una visión idealista de la historia de las ideas, para examinar cómo las ideas forman parte del entramado social en cada momento histórico”, dijo Francisco González, rector de la UNA. 

Y continuó “Aunque no fui su alumno siempre nos unirá como a la gran mayoría de los que nos acompañan, la lucha por la excelencia académica, por la igualdad de los derechos, por la justicia y por la defensa de nuestra universidad pública, que hoy enfrenta una de las mayores vulnerabilidades frente al principio constitucional de autonomía, que le permite ejercer el sentido de la educación superior pública” 

“Tanto Xinia como mis hijos y yo estamos profundamente conmovidos por este homenaje, que no solamente recibo por lo que he sido en el pasado, sino que lo veo como un compromiso por el resto de mis días. Cuando se recibe un honor también se recibe una responsabilidad: la de ser consecuente con ese inmenso acto de confianza del que uno ha sido objeto”. 

Don Arnoldo, además, impartió la conferencia "Hacia una filosofía de la historia de Costa Rica”, donde hizo un llamado al deber de la enseñanza. "La tarea como maestros y profesores no es tanto instruir, el muchacho aprende en la computadora todo lo que la humanidad ha acumulado. Nuestra misión es formar, formar en valores, información tenemos, pero cuáles son los criterios para saber la verdad del error, solo formando en valores se sabe. La otra tarea que tienen las universidades es que la ciencia y el saber no son un resultado ya hecho, sino un proceso que continuamente se hace, por eso la columna vertebral de las universidades públicas es la investigación no solo en la ciencia sino en todos los campos”. 

Grabación y edición: Joaquín Salazar y Roberta  Hernández

Breves

Lo más leído

Más noticias