Por favor: ¡No alimente a los animales silvestres!

El pasado miércoles 29 de julio durante una sesión de en la Asamblea Legislativa, el diputado Heriberto Abarca, dijo que los animales silvestres aguantan hambre cuando el Parque Nacional Manuel Antonio está cerrado, porque los turistas son los que los alimentan.  
Ante estas declaraciones, el Instituto Internacional en Conservación y Manejo de Vida Silvestre (Icomvis-UNA) de la Universidad Nacional aclara:  
Desde 2012 el Icomvis-UNA realiza investigación sobre interacciones entre fauna silvestre y turistas en el Parque Nacional Manuel Antonio y las zonas aledañas.  
Los datos recolectados durante estos ocho años indican que la mayor cantidad de interacciones negativas están relacionadas con la alimentación, principalmente a monos cara blanca y mapaches en el área de la playa. Los turistas ofrecen alimento a los animales y éstos se habitúan al punto de “robar” la comida.  
Nuestros datos y observaciones también muestran que los monos y mapaches no deambulan por la playa cuando el parque está cerrado, y más bien permanecen en el bosque buscando alimento.  
La alimentación de fauna silvestre, además de ser un delito penado por la legislación costarricense, puede causarles daños graves a los animales, desde cambios en su comportamiento hasta la muerte. 

Por favor: ¡No alimente a los animales silvestres! 

 

Breves