Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility

Extensionistas del año

Fotografías: Natalia Silva, vicerrectoría de Extensión.

Vicerrectoría de Extensión destacó el trabajo de quienes, a largo de su carrera universitaria, han apoyado el desarrollo de las comunidades.

Ser extensionista no es una tarea fácil: para muchos su jornada laboral inicia con los primeros rayos del sol, se trasladan a comunidades alejadas o en situación de vulnerabilidad, donde hombro a hombro trabajan con los vecinos para alcanzar una mejor calidad de vida para ellos y sus familias.

El pasado 30 de noviembre la Vicerrectoría de Extensión reconoció el trabajo de 5 destacados extensionistas, quienes con su labor diaria dejan la huella de la Universidad Necesaria en cada rincón del país.

Los Extensionistas destacados de este 2021 fueron: Fernando Ramírez Arias del Centro de Investigaciones Apícolas Tropicales (Cinat-UNA), Esteban Arboleda Julio de la Escuela de Ciencias Agrarias, Ana Patricia Vásquez Hernández de la sede regional Huetar Norte y Caribe, Rafael Esteban Jiménez Corrales de la División de Educación Básica del Centro de Investigación y Docencia en Educación (Cide-UNA) y José Fallas Cabrera de la Escuela de Movimiento Humano y  Calidad de Vida, este último obtuvo una mención honorífica.

Fernando es un académico de gran trayectoria, con su trabajo en apicultura ha transformado la realidad de muchas comunidades rurales.  Vincula procesos de investigación y extensión y sistematiza su trabajo, lo que ha permitido extender sus iniciativas en diferentes regiones del país. “Este reconocimiento es un estímulo, yo hago mi trabajo por eso me pagan, pero las comunidades son mi aliciente”.

Por su parte, Esteban trabaja en la UNA desde el 2005, a lo largo de los años, se ha dedicado desarrollar procesos de trabajo relacionados al diseño e implementación de planes de desarrollo local, así como a procesos de planificación de emprendimientos productivos. 

En su labor, ha logrado desarrollar vínculos para el proceso de gestión local con distintas entidades, ente ellas la Caja Costarricense de Seguro Social, el Ministerio de Agricultura y Ganadería, Instituto Nacional de Aprendizaje, el Ministerio de Obras Públicas y Transportes y algunas municipalidades, entre ellas la de Siquirres. “Gracias a Dios, a mi familia y a la Universidad por involucrarme, y a las comunidades por abrirme sus puertas”.

Ana Patricia ha desarrollado su trabajo de extensión enfocado en la población indígena, el derecho a la educación, la identidad y la cultura. Trabaja un tema novedoso y de impacto en una población vulnerada como son los pueblos indígenas “El agradecimiento siempre será a las comunidades que todos los días nos abren las puertas para aprender cosas diferentes”

Rafael Esteban inició su trayectoria en procesos de extensión desde 1991, año en el que ingresa a la División de Educación Básica, en respuesta a un proyecto en la comunidad de Guararí, Heredia, luego estuvo trabajando en Matina y desde el 2012 trabaja en Los Chiles, principalmente con comunidades fronterizas y población migrante.

Su línea de trabajo es la Pedagogía Social con el que ha sido propulsor de que los estudiantes salgan a campo y pongan en práctica sus aprendizajes lo cual les permite comprender la realidad desde diferentes miradas socioculturales y socioeducativas, entre otras dimensiones de interés. “Aquí quienes deberían hablar son las comunidades, este es el reconocimiento para un colectivo. La pedagogía social abrió las puertas en el país hace poco y es un proceso duro, pero seguiremos trabajando por las comunidades”.

Finalmente José Fallas obtuvo una mención de honor por su aporte a la calidad de vida. “Que uno reciba un reconocimiento por lo que le gusta hacer es lo máximo, pero el reconocimiento más grande es ver a un paciente que estuvo en cirugía a corazón abierto, correr ahora hasta 30 carreras”.

En esta actividad también se les rindió un homenaje póstumo a Mario Oliva Medina y Oscar Pacheco Urpí, reconocidos por su amplia trayectoria extensionista. Urpí se destaco por su impulso a la acuacultura en el país, así como en su lucha por reducir la vulnerabilidad  socioeconómica de las comunidades del litoral Pacífico.

Por su parte, Oliva era oriundo de Puerto Monti, Chile. Desde 1976 radicaba en Costa Rica. Obtuvo su licenciatura en Historia y su Maestría en Estudios Latinoamericanos Estudió en la Escuela de Historia de la Universidad Nacional (UNA), y se convirtió en uno de los más importantes historiadores e investigadores de los movimientos sociales, de los campos intelectuales y culturales no solo del país sino también de Latinoamérica. En la UNA se desempeñó como académico e investigador, fue decano del Centro de Estudios Generales y del 2010 al 2015 ejerció como Vicerrector de Extensión.

Breves

Más noticias