Expertos destacan bondades del teletrabajo

Expertos destacan bondades del teletrabajo

Uso de tecnología, metas medibles y reglas claras entre colaboradores y empresa son claves para el éxito de esta modalidad laboral.

 

Después de 10 meses de confinamiento y teletrabajo,  especialistas de la Universidad Nacional (UNA), hacen un balance de los avances en esta nueva modalidad laboral que, en general,  ha resultado positiva tanto para las empresas como para sus colaboradores. 

 

Para Marly Yissette Alfaro, coordinadora de la Comisión Institucional de Teletrabajo de la UNA, el teletrabajo está fundamentado en la confianza. “La pandemia nos hizo ver las bondades del teletrabajo donde prima el ambiente laboral, la institución y la calidad de vida,” agregó Alfaro.

 

“El éxito del trabajo desde el hogar inicia desde el acuerdo entre las partes, la medición de las metas y objetivos, así como que los funcionarios cuenten con acceso a las tecnologías de la información para realizar sus labores”; así lo definió la especialista que desarrolló durante el 2020 gran cantidad de capacitaciones para lograr que más de 3 mil funcionarios de la Institución se incorporaran al teletrabajo en cuestión de semanas, dada la emergencia sanitaria.

 

Durante este proceso de adaptación la UNA contó con especialistas de la Academia Internacional para la Transformación del Trabajo (ITA) y su capítulo para América Latina (ITA-LAC), quienes impartieron webinars para los funcionarios universitarios.

 

Roberto Ballón, director Jurídico en ITA  aseguró que  “gracias al teletrabajo se han realizado nuevos modelos laborales en la mayoría de las organizaciones.  El derecho a tenido que adaptarse y crear legislación para regular el teletrabajo, por ejemplo en aspectos de seguridad, salud y conectividad.”

 

Maykol Phillips Seas, director, Centro de Gestión Tecnológica (CGT) de la UNA destacó que la seguridad informática también se robusteció durante estos 10 meses de teletrabajo debido a la pandemia, pues empresas y funcionarios aprendieron a implementar diferentes herramientas de seguridad en reuniones y transacciones en línea.

 

En teletrabajo, el patrono brinda acceso a los colaboradores a los servicio en la nube,  redes y claves de servidores que se requieran para realizar sus funciones, de allí los riesgo de ataques cibernéticos a las empresas y sus sistemas de información.

 

Por otro lado, aunque no es obligación de la empresa darle a los colaboradores equipos, mobiliario o realizar el pago de los servicios como electricidad, teléfono o internet, en algunos casos, y por mutuo acuerdo, algunas entidades cubren estos rubros para garantizar al eficiencia laboral de sus empleados.   Por su parte, el funcionario  tiene que respetar su jornada laboral aunque puede negociar dicho horario sin afectar el servicio que brinde la compañía.

 

Alfaro aclaró que no todos los puestos son teletrabajables, pues para ello las funciones a desarrollar “requieren del uso de la tecnología, el trabajo debe ser medible y contar con medios efectivos de comunicación para mantener el contacto entre compañeros, superiores y usuarios”.

 

Este tema se abordó con profundidad en el programa de televisión UNA Mirada, donde Marly Yisette Alfaro Salas, coordinadora Comisión Institucional de Teletrabajo UNA  y Maykol Phillips Seas, director, Centro de Gestión Tecnológica (CGT) de la UNA analizaron los retos que significó para el país la implementación de esta modalidad en una gran mayoría de trabajadores costarricenses.

 

El programa está accesible en el página de Youtube UNA Comunica y se transmitirá este miércoles 6 de enero a las 10 de la noche por canal 13.

Expertos destacan bondades del teletrabajo
Watch the video

Uso de tecnología, metas medibles y reglas claras entre colaboradores y empresa son claves para el éxito de esta modalidad laboral.

 

Después de 10 meses de confinamiento y teletrabajo,  especialistas de la Universidad Nacional (UNA), hacen un balance de los avances en esta nueva modalidad laboral que, en general,  ha resultado positiva tanto para las empresas como para sus colaboradores. 

 

Para Marly Yissette Alfaro, coordinadora de la Comisión Institucional de Teletrabajo de la UNA, el teletrabajo está fundamentado en la confianza. “La pandemia nos hizo ver las bondades del teletrabajo donde prima el ambiente laboral, la institución y la calidad de vida,” agregó Alfaro.

 

“El éxito del trabajo desde el hogar inicia desde el acuerdo entre las partes, la medición de las metas y objetivos, así como que los funcionarios cuenten con acceso a las tecnologías de la información para realizar sus labores”; así lo definió la especialista que desarrolló durante el 2020 gran cantidad de capacitaciones para lograr que más de 3 mil funcionarios de la Institución se incorporaran al teletrabajo en cuestión de semanas, dada la emergencia sanitaria.

 

Durante este proceso de adaptación la UNA contó con especialistas de la Academia Internacional para la Transformación del Trabajo (ITA) y su capítulo para América Latina (ITA-LAC), quienes impartieron webinars para los funcionarios universitarios.

 

Roberto Ballón, director Jurídico en ITA  aseguró que  “gracias al teletrabajo se han realizado nuevos modelos laborales en la mayoría de las organizaciones.  El derecho a tenido que adaptarse y crear legislación para regular el teletrabajo, por ejemplo en aspectos de seguridad, salud y conectividad.”

 

Maykol Phillips Seas, director, Centro de Gestión Tecnológica (CGT) de la UNA destacó que la seguridad informática también se robusteció durante estos 10 meses de teletrabajo debido a la pandemia, pues empresas y funcionarios aprendieron a implementar diferentes herramientas de seguridad en reuniones y transacciones en línea.

 

En teletrabajo, el patrono brinda acceso a los colaboradores a los servicio en la nube,  redes y claves de servidores que se requieran para realizar sus funciones, de allí los riesgo de ataques cibernéticos a las empresas y sus sistemas de información.

 

Por otro lado, aunque no es obligación de la empresa darle a los colaboradores equipos, mobiliario o realizar el pago de los servicios como electricidad, teléfono o internet, en algunos casos, y por mutuo acuerdo, algunas entidades cubren estos rubros para garantizar al eficiencia laboral de sus empleados.   Por su parte, el funcionario  tiene que respetar su jornada laboral aunque puede negociar dicho horario sin afectar el servicio que brinde la compañía.

 

Alfaro aclaró que no todos los puestos son teletrabajables, pues para ello las funciones a desarrollar “requieren del uso de la tecnología, el trabajo debe ser medible y contar con medios efectivos de comunicación para mantener el contacto entre compañeros, superiores y usuarios”.

 

Este tema se abordó con profundidad en el programa de televisión UNA Mirada, donde Marly Yisette Alfaro Salas, coordinadora Comisión Institucional de Teletrabajo UNA  y Maykol Phillips Seas, director, Centro de Gestión Tecnológica (CGT) de la UNA analizaron los retos que significó para el país la implementación de esta modalidad en una gran mayoría de trabajadores costarricenses.

 

El programa está accesible en el página de Youtube UNA Comunica y se transmitirá este miércoles 6 de enero a las 10 de la noche por canal 13.

Breves

Más noticias