Factores externos y políticos influirían en precio del dólar

En relación con el incremento en el tipo de cambio que en algunas entidades financieras ronda los ₡630 la venta esta semana, el Observatorio Económico y Social (OES) de la Universidad Nacional (UNA), indicó que los movimientos en el precio internacional del petróleo, así como la lenta evolución de la actividad turística son los principales factores que han generado la fluctuación de la moneda estadounidense. Incluso ciertas decisiones políticas, tanto locales como internacionales podrían influir en el valor de la moneda en los próximos meses.

Fernando Rodríguez, economista y coordinador del Observatorio Económico y Social (OES) de la Universidad Nacional (UNA) explicó que mientras en diciembre del 2020 el precio promedio del barril de brent era de US$ 49,99, el 12 de julio de 2021 el precio del barril de brent superaba los US$ 75 en mercados internacionales. Asimismo, el ingreso de turistas extranjeros, de enero a mayo del 2021, es un 73,5% inferior a la cantidad de turistas que visitó el país entre enero y mayo del 2019. “La generación de divisas por esa vía aún está muy por debajo de niveles pre pandémicos, lo que resta al país capacidad para responder ante situaciones particulares, como el aumento en el precio del petróleo, produciendo una mayor presión sobre el tipo de cambio”, agregó Rodríguez.

El coordinador del OES-UNA aseveró que un acuerdo entre Irán y Estados Unidos podría implicar la inyección de más petróleo del país persa, lo que reduciría las presiones al alza en el mercado de este bien, con el mismo efecto sobre nuestro mercado de divisas. “El OES ha advertido que, a futuro, las presiones sobre el tipo de cambio podrían cambiar de dirección, de forma importante. En el año 2020 la Reserva Federal de los Estados Unidos puso en circulación una cantidad sin precedentes de dólares en la economía de ese país, parte de esa emisión ha llegado a otros mercados y ha provocado presiones de revaluación en las monedas de otros países”, expresó Rodríguez.

Agregó que, con las tasas de interés por los suelos en países desarrollados, es posible que capitales internacionales busquen obtener mayor rentabilidad de países como el nuestro, debido a los diferenciales de tasas existentes, lo que podría generar un aumento en la oferta de dólares y llevar el tipo de cambio a la baja.

Rodríguez afirmó que, a la fecha, es imposible saber cuál será el valor exacto del tipo de cambio para los próximos meses, debido a los factores que juegan en esta situación. “Por el momento, la recuperación económica internacional es lenta y la difusión de la variable delta del coronavirus, en algunos países, podría provocar la aplicación de nuevas medidas de cierre de actividades, lo que se constituiría en un freno en el aumento del precio del petróleo y con eso una menor presión en el mercado cambiario tico”, dijo Rodríguez.

Financiamiento externo

Entre tanto, Leiner Vargas, economista del Centro Internacional de Política Económica (Cinpe-UNA), comentó que existe un desbalance entre la oferta y la demanda de dólares asociado con un contexto de deuda interna y la situación país que tiene en vilo la aprobación del préstamo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), más la posibilidad de que la ley de Empleo Público se declare inconstitucional.

Vargas manifestó que, si bien la anhelada recuperación va lenta, la dinámica del turismo y sector comercio podría normalizarse en el 2022. “Hasta el momento no se prevé para este segundo semestre un repunte importante del turismo extranjero, sino hasta que se supere la pandemia y la circulación de divisas sea mayor”, comentó Vargas.

En ese sentido, ambos economistas de la UNA coinciden en que eventualmente las visitas de turistas extranjeros podrían repuntar, aunque este fenómeno parece que sucedería en el mediano y largo plazo, mientras que el acceso a financiamiento externo ayudaría a aliviar la presión sobre el mercado cambiario en el corto plazo.

 

Breves

Lo más leído

Más noticias