UNA suspende actividades académicas presenciales

Ante la declaratoria de emergencia nacional por el covid-19, emitida por la Presidencia de la República y el Ministerio de Salud, la Universidad Nacional (UNA) suspende todas las actividades académicas presenciales, desde el 17 de marzo hasta el 12 de abril de 2020.

 

“A partir del martes 17 de marzo y hasta el domingo 12 de abril se suspenden todas las actividades académicas presenciales (cursos teóricos, cursos teórico/prácticos, laboratorios, prácticas y giras de docencia, educación permanente, actividades de vinculación)”, dice la instrucción girada por la Rectoría y la Vicerrectoría de Docencia de la Universidad Nacional (UNA) a la comunidad universitaria, mediante circular de fecha 16 de marzo de 2020. 

La decisión se toma ante la declaratoria de emergencia nacional por el nuevo coronavirus (covid-19) emitida por la Presidencia de la República y el Ministerio de Salud.

La instrucción detalla los términos en que se hará esta suspensión. Desde el 17 de marzo, el estudiantado no asistirá a ningún recinto dela Universidad Nacional, en el entendido de que lo planteado es una modificación de procesos académicos con apoyo tecnológico. 

Durante dos semanas (del martes 17 al viernes 27 de marzo de 2020) los académicos realizarán los ajustes necesarios en el planteamiento de los cursos, de manera que a partir del lunes 30 de marzo todos los cursos se desarrollen con apoyo tecnológico. Para este fin, la Universidad puso a disposición herramientas básicas de apoyo; no obstante,  también podrán ser utilizadas otras tecnologías para lograr los objetivos de aprendizaje, como es el caso del correo electrónico, mensajes de texto, Whatsapp, entre otros. Los docentes que ya hicieron la modificación del programa de sus cursos usando herramientas tecnológicas, pueden continuar con las actividades planeadas en los distintos entornos virtuales, luego de llenar el respectivo formulario de teletrabajo por contingencia, disponible en la página www.teletrabajo.una.ac.cr

Por su parte, quienes no hayan podido adaptar sus cursos con el apoyo de las TIC, tendrán el apoyo de la Vicerrectoría de Docencia para hacerlo, previa coordinación con los decanos de las unidades académicas respectivos.

Teletrabajo  

Por otra parte, la Rectoría giró la instrucción para la modificación de las actividades administrativas durante la situación de emergencia por el covid-19.  

Se instruyó a las personas superiores jerárquicas garantizar la disminución del 50% del personal en las oficinas administrativas, para lo cual se autoriza que las personas que puedan realizar labores en su domicilio se acojan al teletrabajo como medida de contingencia. 

Únicamente asistirán a las oficinas las personas estrictamente necesarias. Para cumplir con la medida, se recomienda realizar acciones de carácter rotativo para reducir el aforo del personal. 

Además, se giró la instrucción de dar prioridad en la asignación del teletrabajo a las personas con factores de riesgo.

Asimismo, todas las comisiones institucionales, órganos colegiados, órganos desconcentrados, deberán sesionar con el uso de herramientas colaborativas para que sus integrantes puedan acogerse al teletrabajo por la contingencia y se evite la presencialidad. La Universidad Nacional modificará estas medidas con las actualizaciones emanadas de los entes rectores en salud del país y en el momento que se considere pertinente.

En la UNA permanece activo el Centro Institucional Coordinador de Operaciones de Emergencias de la Universidad Nacional (COE-UNA).

Breves

Más noticias