Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility

Sergio Ramírez es Doctor Honoris Causa de la UNA

En su valoración, el Consejo Universitario indicó que “La Universidad Nacional se vincula con el trabajo del Dr. Ramírez Mercado desde lo académico y lo literario, como escritor y académico; ya que la creación literaria es parte de la lectura de muchos de nuestros estudiantes y su obra es siempre fuente para la formación cultural de la comunidad universitaria.

El escritor nicaragüense Sergio Ramírez Mercado, creador de una vasta producción literaria con la que ha hecho aportes a la cultura centroamericana y universal, ha sido distinguido con el doctorado Honoris Causa por la Universidad Nacional (UNA), según acuerdo tomado por el Consejo Universitario el pasado 4 de noviembre.

El doctorado Honoris Causa es la máxima distinción que concede la UNA a personas eminentes que destaquen de manera singular en el campo de la investigación, de la docencia, de la extensión, en el cultivo de las Ciencias, las Artes y de las Letras, o en aquellas actividades que tuviesen una repercusión notoria e importante en el terreno científico, artístico, cultural, tecnológico o social, tanto a nivel nacional como internacional. En el caso del escritor Ramírez Mercado, el Consejo Universitario valoró que su obra literaria ha posicionado a Centroamérica en el escenario mundial.

Una larga trayectoria en las letras

Sergio Ramírez Mercado nació en Masatepe, Nicaragua, el 5 de agosto de 1942. Si bien Ramírez Mercado inició su formación como abogado, desde muy temprano ya había incursionado en el mundo de las letras, cuando, en 1956 y con tan solo 14 años, publicó su primer cuento La carreta Nagua. En 1960 fundó la revista Ventaja, junto con Fernando Gordillo. Su primera colección de cuentos se publicó en 1963 y desde entonces ya se decantaba por los temas de identidad, enajenación cultural, poder y conciencia social.

Entre su extensa producción literaria, que se compone de 55 libros, entre cuentos, ensayos. poemarios y novelas, destacan algunos como: El cuento nicaragüense (1976), Seguimos de frente y estás en Nicaragua (1985), Un baile de máscaras (1995), Margarita, está linda la mar (1998), Adiós muchachos (1999), El cielo llora por mí (2008), Perdón y olvido (2009), La fugitiva (2011) y su más reciente novela Tongolele no sabía bailar (2021).

Además, ha ejercido el periodismo en diversos medios centroamericanos de Guatemala, Panamá, Honduras, El Salvador y Costa Rica; así como en Argentina, Chile, Venezuela, Bolivia y España.

Su obra ha sido ampliamente reconocida con distinciones y reconocimientos como el

Premio Cervantes (2017), el Premio Alfaguara de Novela, por la Margarita, está linda la mar (1998), Premio Iberoamericano de Letras José Donoso (Chile 2011), entre otros. También varias universidades lo han distinguido con el doctorado Honoris Causa.

Cercana relación con Costa Rica

Tras su graduación como abogado, en 1964, se instaló en este país junto con su esposa Gertrudis Guerrero Mayorca por 14 años, periodo en el que nacieron sus hijos Trabajó para la Confederación de Universidades Centroamericanas (Csuca), desde 1968. También laboró en la Editorial Universitaria Centroamericana (Educa), casa editorial que sirvió a muchos autores de los países centroamericanos para que publicaran sus obras.

En su valoración, el Consejo Universitario indicó que “La Universidad Nacional se vincula con el trabajo del Dr. Ramírez Mercado desde lo académico y lo literario, como escritor y académico; ya que la creación literaria es parte de la lectura de muchos de nuestros estudiantes y su obra es siempre fuente para la formación cultural de la comunidad universitaria, pues ambos promueven la cultura, la solidaridad y el pensamiento crítico. Un ejemplo de lo anterior es la novela La fugitiva que relata, desde la ficción, la vida de tres insignes costarricenses: la novelista Yolanda Oreamuno, la cantante Chavela Vargas y la poetisa Eunice Odio, en este contexto nos sentimos identificados y recreados porque desde el ingenio de Ramírez, a través de los escenarios costarricenses, se descubre un escritor considerado nuestro…”.

Breves

Más noticias