Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility

País al tope con la inflación

¿Se llegó al pico de las presiones inflacionarias? Está y más interrogantes nos plantea el Coordinador del Observatorio Económico y Social, de la Escuela de Economía de la UNA, M.Sc. Fernando Rodríguez Garro.

La crisis del transporte internacional marítimo (herencia de la pandemia del COVID-19), la guerra en Ucrania y los fenómenos climáticos extremos de este 2022, han contribuido para tener a la inflación como un problema económico nuevamente en la escena global, luego de más de una década que no se daba una situación similar en el mundo.

En Costa Rica se sumó a esas presiones el rápido aumento del tipo de cambio, empujado durante el 2021 por la enorme demanda de divisas de los fondos de pensiones y en el 2022 por la especulación de los propios ahorrantes.

La inflación en el país alcanzó su pico en agosto del presente año, con un 12,13%, el mayor nivel desde abril del 2009, luego de un rápido aumento en el 2022. Las preguntas que surgen ahora es: ¿hasta cuándo seguirán esas presiones? ¿Habremos llegado ya a su mayor nivel?

El comportamiento de algunas variables empiezan a darnos pistas de que a partir de setiembre del 2022 el comportamiento de la inflación empezaría a moderarse y podríamos ver un aumento menor en el nivel general de precios para los próximos meses. Para esto desarrollamos varios puntos de análisis:

1. Las presiones externas se van moderando. El índice de precios de materias primas importadas mostró en agosto un decrecimiento en términos interanuales, con una caída del 3,28%. Este índice incluye los precios de granos, metales y petróleo crudo, por lo que es probable que esté muy influido por el precio del petróleo, que en agosto se ubicó por debajo de $100 el barril de Brent y mediados de septiembre ya se ubicó por debajo de $90. No obstante, hay que tener en cuenta que lo que está empujando el petróleo a la baja son las expectativas de recesión en las mayores economías del planeta, lo que no sería del todo una noticia positiva su reducción.

2. Los precios del transporte marítimo han venido bajando durante el 2022. Según el World Conteiner Index de Drewry, luego de un valor máximo de $9.698 el 20 de enero, el índice se ubicó en $4.942 el 15 de septiembre del presente año. La mayor parte de las rutas han visto disminuir sus costos de viajes que, aunque siguen por encima de los precios prepandemia, han venido disminuyendo de forma sostenida en lo que va del 2022.

La normalización de la operación de los puertos en Asia, particularmente en China (donde la política de cero COVID se sigue aplicando), así como la disminución del precio del petróleo, ayudaría a pensar en una reducción mayor de los costos del transporte.

3. El tipo de cambio nos está dando un respiro. Si bien seguimos con un tipo de cambio mayor que al inicio del 2022, que ateniéndonos a la teoría de la paridad de poder de compra sigue por encima de donde debería estar, retrocedió de su cotización máxima en el mes de julio y se ha ubicado cerca de los 630 colones por dólar en su valor para la venta, en el mes de setiembre. Mayores tasas en colones, una menor demanda para compras de combustibles y una mayor visitación turística, colaboran en ese sentido.

En el caso de esta última variable, en el 2021 tuvimos una visitación mensual promedio de 112.255 turistas, mientras que en los primeros 7 meses del 2022 hemos recibido en promedio 206.683 turistas, aunque nos mantenemos por debajo del promedio de 254.236 turistas del año 2019.

4. Indicadores de inflación subyacente del BCCR. Se está empezando a mostrar una reducción en el ritmo de crecimiento. Considerados como medidas de las presiones inflacionarias de largo plazo, los distintos indicadores de inflación subyacente habían subido de forma sostenida en el 2022, pero en el último mes lo hicieron a un menor ritmo.

5. Cálculo de la inflación. Para setiembre se incorpora de forma plena la última reducción de los combustibles y en octubre se reflejará otra reducción importante. Considerando que los bienes regulados están aumentando de precio el doble de rápido que los bienes no regulados, 22,35% interanual en agosto contra un 10,14% interanual, la reducción en el precio de los combustibles se va a sentir de forma importante. Los bienes relacionados con el transporte pesan un 14,82% en el índice de precios actual, por lo que el ajuste observado y el previsto tendrán un impacto importante en la inflación de los próximos meses.

6. Nada alentador. Finalmente, lo que podría acabar con el problema inflacionario actual no es una buena noticia. Las expectativas de sufrir una recesión global que inicie en el próximo invierno boreal son altas, el impacto del aumento en el precio del gas en la vida de los ciudadanos europeos sigue siendo objeto de preocupación, de cara al invierno en el hemisferio norte. La pérdida de capacidad de consumo como consecuencia de la inflación, y del consiguiente aumento de las tasas de interés, podrían derivar en un freno de la demanda agregada global y una caída importante del crecimiento económico mundial.

En Costa Rica los ingresos familiares promedios vienen cayendo, tanto en términos nominales como reales, la inversión pública está estancada y la privada se encarece por los aumentos en las tasas de interés. Nuestra preocupación principal en lo económico podría cambiar rápidamente de la inflación al crecimiento, lo que quedará por verse en lo que queda del 2022 y para el 2023.

Breves