Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility

Protagonistas señalan retos de la educación postpandemia

Superar las brechas, activar el don de escucha, revisar los programas de estudio y la evaluación, y formar personas comprometidas y solidarias son parte de los retos que enfrenta la educación postpandemia, según señalaron protagonistas del sistema educativo costarricense, durante foro organizado por el CIDE-UNA.

Protagonistas del sistema educativo señalaron los retos de la educación postpandemia durante la mesa redonda “Voces de resiliencia y esperanza en la educación post-pandémica en Costa Rica”, organizada por el proyecto Perfiles Dinámicas y Desafíos de la Educación Costarricense del Centro de Investigación y Docencia en Educación de la Universidad Nacional (CIDE-UNA).

Para Betania Seas Molina, directora regional de San José Oeste del Ministerio de Educación Pública (MEP), uno de los principales desafíos que enfrenta el sistema educativo tiene que ver con las brechas, tanto entre lo privado y lo público, como dentro de la misma educación estatal, donde hay una marcada diferencia entre el estudiantado que recibe apoyo académico y emocional en sus hogares y aquel cuyos progenitores no cuentan con las condiciones para ayudarles. “Eso es un desafío grande”, destacó Seas. 

En su criterio, otros retos importantes son: garantizar mecanismos de apoyo para niños y jóvenes que aún están cargados de miedo e incertidumbre, respaldar a los docentes en el trabajo de aula, y revisar los programas de estudio, las modalidades educativas y la evaluación.  “Costa Rica tiene un gran reto, pero yo creo que contamos con las personas capacitadas para poder enfrentarlo”, subrayó la directora regional San José Oeste del MEP. 

Para Wagner Alfaro, director del Colegio Bilingüe de Belén, en este momento postpandemia, la mayor habilidad que debe tener el educador es el don de escucha. Y es que, aunque califica como muy importante la parte de evaluación o nivelación, considera que “no se vale que regresemos a los muchachos a las aulas y los pongamos a correr una maratón para recuperar el tiempo perdido; hay que generarles las condiciones, hay que generar esas habilidades blandas que les permitan adaptarse”. 

Por su parte, Martín Vargas, docente de secundaria, hizo énfasis en la necesidad de formar personas comprometidas, y solidarias. “Hay que rescatar el concepto de comunidad, la gente olvidó lo que es comunidad”, afirmó. 

Al respecto, Vargas comentó que al consultar a sus estudiantes cuál es el reto de la educación hoy en la postpandemia, una alumna de sétimo año del Liceo de Moravia expresó que “rescatar la unión y el compañerismo entre personas”. “Eso me dio esperanza”, aseguró el docente. 

El estudiante de Enseñanza de las Ciencias Lester Morales, quien colabora con el proyecto Esperanza Joven de la División de Educología del CIDE, fue testigo del esfuerzo y persistencia de muchos estudiantes  de último nivel de colegios rurales durante la pandemia. “Los jóvenes buscaban la forma de mantener la educación y llegar a la universidad, a pesar de que no contaban con el apoyo de los padres ni tenían conexión a Internet”.

El rector de la UNA y educador, Francisco González, quien ofreció unas palabras de apertura de la mesa redonda, fue enfático en que “después de la pandemia, nos enfrentamos a una necesidad de recuperar el principio de la educación como un bien público social, un derecho humano y una responsabilidad de los estados”. En su opinión, ese es el tema de fondo porque la pandemia ha facilitado que se agudicen las políticas fiscalistas y recortistas en detrimento del sistema educativo nacional.

Foto portada: Wagner Alfaro, director del Colegio Bilingüe de Belén; Betania Seas, directora regional San José Oeste del MEP; Martín Vargas, docente de secundaria, y Lester Morales, estudiante de Enseñanza de las Ciencias, participaron en el foro del proyecto Perfiles Dinámicas y Desafíos de la EducaciónCostarricense, moderado por la académica Olga Guevara de la UNA.

 

Breves