Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility

Economista recomienda cautela en venta de activos del Estado

Esto también genera costos de transacción para la sociedad costarricense y un impacto sobre los gastos del gobierno.

El anuncio hecho por el presidente de la República, Rodrigo Chaves, sobre su intención de vender varios activos del Estado, entre ellos el Banco de Costa Rica (BCR), con el fin de recaudar fondos para el país, debe manejarse con cautela, en cuanto al impacto en la disminución de la deuda y la situación laboral en que quedaría la sociedad costarricense, así lo indicó Shirley Benavides, directora de la Escuela de Economía de la Universidad Nacional (UNA).

Si bien la venta del BCR representaría un 2.8% del Producto Interno Bruto (PIB), para Benavides podría ser una opción si realmente es representativo ese porcentaje en la disminución de la deuda y no tenga un impacto negativo en lo social. “Podría ser un búmeran  que afecte a una buena parte de la sociedad costarricense en términos de incertidumbre de los mercados, condiciones laborales de los empleados del banco, redistribución del ingreso, o disminución en los ingresos que se destinan a las transferencias a los niveles más débiles, en pobreza o pobreza extrema, teniendo otras opciones que se podrían valorar y aumentar un mayor aporte al mejoramiento de la gestión de la deuda, como podrían ser la eliminación a algunas de las exenciones que en estos momentos no deberían existir ante las condiciones de mercado, tema que se ha venido discutiendo desde hace mucho tiempo”, explicó Benavides.

La economista de la UNA resaltó que en cualquier decisión económica que tenga como ruta el desarrollo del país y, por tanto, el bienestar de la sociedad, debe valorarse esa medida con respecto al impacto en su bienestar, por lo que las medidas, deben impulsar el crecimiento de todos los costarricenses, tomando en cuenta los efectos a nivel territorial reduciendo asimetrías y brechas existentes en materia de acceso al mercado laboral, aumentando las tasas de participación laboral de las poblaciones fuera de la Gran Área Metropolitana (GAM), especialmente mujeres y jóvenes, para reducir las tasas de desempleo y subempleo, posibilitar el mejoramiento del acceso a los servicios de salud y educación pública de calidad.

La experta alertó que la noticia de la eventual venta del BCR, puede generar niveles de especulación importantes en el mercado financiero, dado que es uno de los bancos importantes en el país.

Sofía Guillén, diputada del Frente Amplio, señaló, en un foro realizado recientemente en un medio de comunicación, que el BCR y el Banco Nacional (BN), todos los años, entregan 33% de sus utilidades para cofinanciar el presupuesto nacional, mientras la banca privada aporta solamente 5%. “Entonces estamos perdiendo, al pasar de lo público a lo privado, más de 25% de ingresos anuales en cargas fiscales. Es un despropósito en sí mismo la propuesta del gobierno de vender el BCR”, subrayó Guillén.

 

Breves