Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility

El cuerpo como aula para el aprendizaje

Iniciativa promueve la educación somática como medio para incentivar el aprendizaje, el desarrollo de la creatividad y el bienestar en la práctica de las artes.

El aprender a escuchar y sentir nuestro cuerpo, nos permitiría desarrollar su auténtico potencial, bajo esta premisa se desarrolló el taller de Educación somática, impartido por la maestra invitada Ninoska Gómez, en el marco del primer encuentro de la Red Interdisciplinaria para el fomento del bienestar, la creatividad y expresividad desde las artes (Ribeca), integrada por la Escuela de Arte Escénico, la Escuela de Danza y el campus Sarapiquí.

Para Gómez, el lenguaje, la comunicación con el cuerpo y el diálogo con las sensaciones internas, podrían convertirse en el primer eslabón para aprender la técnica, premisa que comparte el educador somático Gerardo Chávez, “Cuando trabajamos con este método el cuerpo de la persona es el aula, trabajamos en ejercicios de toma de conciencia , cuando nos relajamos suficiente hay una sabiduría muy profunda que empieza a emerger. ¿Quién soy  yo y a partir de ahí cómo puedo mejorar?. Hemos visto un mayor aprendizaje si primero conozco ese cuerpo y luego le introduzco una disciplina”.

“Debemos ser más radicales de lo verdaderamente importante: salud, alegría por lo que uno hace. Una persona cuando tiene una corporización de lo que enseña no tiene que dar explicaciones. Quién defiende a los niños para que se les dé una buena formación, es algo de voluntad e influencia política. Ahí es donde  tenemos que articularnos y tomar esos espacios de toma de decisiones. Tenemos que atrevernos porque somos agentes del cambio social” subrayó Gómez.

Buscando bienestar

Ribeca nace a partir de procesos y antecedentes que se han entretejido entre el proyecto Manifestaciones Artísticas: una herramienta holística para empoderarte y crecer buscando el bienestar socioemocional del Campus Sarapiquí, los proyectos Margarita Esquivel y Espacio de investigación en Educación Somática para el mejoramiento de los procesos pedagógicos en danza de la Escuela de Danza y el proyecto Artes y Salud y el programa Artes Aplicadas de la Escuela de Arte Escénico.

De acuerdo con Pamela Jiménez, coordinadora de esta iniciativa, durante más de 3 años se han desarrollado una serie de acciones que convocan a la consolidación de la red, específicamente al protagonismo de las artes en el desarrollo integral y bienestar de las personas, grupos y comunidades. “Mediante espacios de reflexión y capacitación, la red profundiza en acciones desde la extensión universitaria y la investigación interdisciplinaria y metodológica. Además, se plantea que el estudiantado participante desarrolle propuestas y tenga un rol activo dentro de la red”, detalló.

A las convocatorias asisten estudiantes de distintas disciplinas, con los cuales se trabaja en el fortalecimiento de acciones y estrategias que garanticen el disfrute de una vida sana y la promoción del bienestar en las personas, tal y como lo establece el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 3, partiendo de las artes y de las prácticas comunes que como red han encontrado.

“Nuestros primeros encuentros fueron en espacios virtuales debido a la pandemia, pero nos dimos cuenta de que podíamos hacerlo porque sentíamos la necesidad de tener este espacio que ahora se consolida en la presencialidad”, dijo Valentina Marenco, académica de la Escuela de Danza.

La red se enmarca en 3 temáticas principales: Educación Somática, Artes Expresivas y Artes Inclusivas-accesibles. Para este I Encuentro Ribeca se propuso comenzar con la Educación Somática, promoviendo espacios de capacitación y reflexión en torno a este tema. El 8 de julio se realizó el taller Columna fluida con la maestra invitada Laura Cruz, en el campus Sarapiquí, el 12 y 13 de julio se desarrolló un taller con Gómez sobre Educación somática, y se presentó el video Somanautas: sumergiéndonos en nuestras experiencias de aprendizaje desde el cuerpo, del proyecto LAPSO de la Escuela de Danza, en este espacio también se presentó el libro digital de Cruz: Sistemas corporales desde el Movimiento Somático.

“Este es un espacio de autocuidado y pausa. Estamos aprendiendo pero es el momento de una pausa, de tomar otra conciencia de sentirme, y esto es una forma de aprender”, dijo Brenda Barrantes, una de las participantes.



Pie de foto: En el taller de Gómez, se buscaba explorar maneras de moverse con los balones inflables para precisar, magnificar, manifestar o corporizar las sensaciones. Foto: Pamela Jiménez.



Breves