Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility

Derechos humanos: desfase entre teoría y práctica

 

David Sánchez Rubio, especialista en derechos humanos de la Universidad de Sevilla, España, afirmó que la cultura occidental se mueve dentro de una lógica de inclusiones abstractas, donde todos somos iguales y reconocidos simbólica y teóricamente, pero en la realidad hay grandes exclusiones. 

 


 

“La teoría es insensible, quiere nominarlo todo y no se da cuenta que cuando hablamos de derechos humanos, lo fundamental es la dimensión relacional, en la que todos participamos; no es cosa de una persona individual, aislada de su contexto, sino que entre todos hacemos y deshacemos derechos humanos”, afirmó David Sánchez Rubio, especialista en derechos humanos del Departamento de Filosofía del Derecho de la Universidad de Sevilla, España, quien impartió la conferencia Co-educar y co-enseñar derechos humanos, a finales de mayo pasado, en  el Centro Cultural Omar Dengo, en Heredia. 

 

Enmarcada en el VI Encuentro del Consejo Nacional de Investigación y Posgrado en Derecho de Brasil (Conpedi) y la declaratoria de la “UNA por la vida, el diálogo y la paz”, la conferencia del experto español hizo énfasis en la importancia de coeducar y coenseñar en derechos humanos tomando en cuenta el desfase que en Occidente se presenta entre teoría y práctica, lo que refleja “ese dicho zapatista de que la realidad ignora la teoría”.

 

Supuestamente abanderada de la democracia, de los derechos humanos, de los estados constitucionales de derecho y la lucha por la paz, la cultura occidental tiene una manera de entender los derechos humanos que se mueve en la dualidad entre racionalidad y perversión, ya que –subrayó- los derechos humanos se reconocen o no en función del contexto. 

 

Explicó que Occidente interpreta, clasifica y jerarquiza la realidad en distintos ámbitos, como el sexual, racial, etario, creencias religiosas e incluso capacidad física y psíquica, desde una lógica de superioridad- inferioridad, ganador-perdedor, mejor-peor. “Y sobre esa forma de clasificar la realidad genera una sociabilidad y una relacionalidad, donde existe una asimetría y una desigualdad estructural”, aseguró Sánchez Rubio.

 

El conferencista consideró fundamental manejar un concepto de derechos humanos que enfrente la estructura desigual en la que estos se desarrollan, así como coeducarnos en todos los espacios de las relaciones sociales.

 

El vicerrector de Docencia, Norman Solórzano, resaltó que con conferencias como esta la UNA busca potenciar una cultura de diálogo creativo, crítico y proactivo sobre la base del reconocimiento de los otros y las otras, como interlocutores válidos y legítimos en la convivencia. “Este diálogo está en la base de una sensibilidad de derechos humanos y es constitutivo de cualquier intento de instaurar una cultura de paz, sin violencias, con equidad y justicia”, advirtió. 

 

 

La conferencia inaugural del VI Encuentro de Conpedi versó sobre Derecho ambiental, sustentabilidad y derechos de la naturaleza y fue impartida por Eugenio Raúl Zaffaroni, Juez de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, de Argentina.


Más noticias 2017