Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility

“Estrujamiento” económico debilitó al euro

Ante la noticia de la paridad entre el dólar y el euro por primera vez en 20 años, Leiner Vargas, economista del Centro Internacional de Política Económica de la Universidad Nacional (Cinpe-UNA), explicó que lo ocurrido obedece a la situación política originada por la guerra y la crisis económica que desde 2007 y 2008 provocó un estrujamiento a las economías más endeudadas del sur de Europa.

Vargas aseveró que al no contar Europa con el gas de Rusia, es una especie de caldo de cultivo para una sociedad europea que tiende a deteriorarse en sus capacidades de integración regional. “No estoy diciendo que no siga siendo una potencia con economías como Alemania o Francia, pero efectivamente hay más debilidad en el bloque de la unión europea dadas las condiciones vigentes”, agregó el experto del Cinpe.

“Mientras dure la guerra y exista toda esa incapacidad de sustituir el gas como medio esencial energético en toda Europa y se mantenga la crisis alimentaria que pone de cabeza a los agricultores y muchos de los países del centro y del norte, la verdad es que la Europa que conocimos fuerte y sólida sustentada por el euro empezó a resquebrajarse y eso es lo que ha provocado la caída del valor de la moneda frente al dólar”, recalcó Vargas.

Subrayó que desde el punto de vista macroeconómico esa caída en el valor de la moneda ayuda a que las exportaciones de ese bloque se vuelvan más baratas frente a las exportaciones americanas e incluso las asiáticas, pero deteriora la calidad de vida de la población que se encuentra en ese bloque.

“Hemos tenido y tenemos ciclos de inflación fuertes y altos en centro y norte de Europa; episodios que no se veían desde varias décadas, en otras palabras, el Viejo Continente sufre por la inflación, el endeudamiento de algunas de sus economías y por el deterioro en sus condiciones productivas, así como ese gigantesco mercado que se tambalea frente al poderío ruso en materia energética”.

Vargas resaltó que desde 1971 las monedas se respaldan más en la capacidad productiva, tamaño del mercado, en las condiciones tecnológicas de la economía y en la estabilidad del mercado alrededor del cual gira la moneda y no por el oro que la respalda. “El euro fue una moneda que nació poderosa sobre todo porque nació de un bloque de integración regional, con economías grandes y fuertes, (Alemania, Francia, Inglaterra y Gran Bretaña) y por supuesto el ecosistema de un mercado creciente en un entorno de mayor estabilidad social que tuvo una fortaleza y que permitió al euro superar al dólar y estuviera en un lugar de privilegio por mucho tiempo”, añadió el economista de la UNA.

Divisa devaluada

Vargas precisó que en el caso de Costa Rica el deterioro de la divisa europea significa que los exportadores recibirán un euro más devaluado, es decir menos dólares por cada euro exportado, lo que afecta en términos de intercambio con la Unión Europea.

“Por otro lado Europa se vuelve más barato para las importaciones y los viajes, mientras que la importaciones de otros países a tierras europeas se encarecerán, asimismo las exportaciones de Europa al resto mundo se van a abaratar”, señaló Vargas.

El economista del Cinpe alertó que en Costa Rica, el impacto será para aquellos que vendan bienes o servicios a la Comunidad Económica Europea y por ende ganarán los importadores.

Breves