Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility

Alianza fortalece capacidades y habilidades de mujeres emprendedoras

  • UNFPA, INAMU y UNA, con financiamiento de AECID trabajaron de manera conjunta para fortalecer la recuperación económica posterior a la pandemia.
  • Participaron mujeres que requerían consolidar sus negocios e impulsar el apoyo recibido por FOMUJERES.

Mediante una alianza entre el Instituto Nacional de las Mujeres (INAMU), el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), el apoyo financiero de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) y la Universidad Nacional (UNA), la Escuela de Administración de la Universidad, puso en marcha -durante el 2021 y el primer semestre del 2022- un programa de capacitación en habilidades técnicas que buscó fortalecer las capacidades y habilidades administrativas de 300 mujeres emprendedoras de todo el país para hacer frente a los efectos de la pandemia.

El proceso de capacitación se enfocó en un análisis de riesgos y el establecimiento de una ruta de acción para reactivar y dar sostenibilidad a sus negocios, construida de manera conjunta con las emprendedoras.

“Cada una de las mujeres participantes, recibió capacitación y acompañamiento sobre temas de logística, manejo de recursos humanos, desarrollo tecnológico y ventas, así como manejo de imagen y plataformas tecnológicas para facilitar la comercialización en periodo de post pandemia. Es imprescindible trabajar en alianzas que nos permitan, como país, implementar procesos que contribuyan a una recuperación sostenible con igualdad de género. En este sentido las universidades podemos ser grandes socios del desarrollo del país”, manifestó Charleene Cortez, Coordinadora Académica del proceso por parte de la Universidad Nacional.

“El proceso surge a partir de una necesidad que se identificó durante la pandemia y que afectó de forma significativa a las mujeres. Las mujeres experimentaron una disminución considerable de sus ingresos y dificultades para sostener sus negocios, lo que provocó que fuera más difícil cubrir las necesidades básicas y como consecuencia se dio un estancamiento de las economías locales. Impulsar esta alianza con la UNA y el UNFPA significó trabajar en el impulso del empoderamiento económico de las mujeres del país, un llamado constante que tiene la institución”, manifestó Adilia Caravaca, Presidenta Ejecutiva del INAMU.

La Ministra de la Condición de la Mujer, Cindy Quesada, señaló que el fortalecimiento de los negocios que desarrollan las mujeres, tras la afectación de la pandemia, es un factor clave para la reactivación de la economía no sólo local sino también nacional. “Brindar un proceso de capacitación que permita a las mujeres identificar las afectaciones dentro de su cadena valor y cómo pueden mejorarla, es un elemento fundamental para que logren desarrollar ventajas competitivas dentro de los mercados locales. Asimismo, las asesorías puntuales a sus negocios les permitió establecer un plan de acción para el fortalecimiento y desarrollo de sus emprendimientos”, indicó Quesada.

Evelyn Durán, Analista en Salud Sexual y Reproductiva del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) señaló que hay una corresponsabilidad con la reactivación económica que considere la igualdad de género como base de la justicia social. “La cooperación internacional muestra su compromiso de apoyar las acciones gubernamentales para alcanzar las metas planteadas en la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible, en el que impulsamos que nadie se quede atrás”, agregó Durán.

Resultados alentadores       

En la etapa de finalización del proceso, cada una de las personas participantes cuenta con una ruta de acción mucho más clara sobre los aspectos que requieren desarrollar en el negocio para darle sostenibilidad. Algunas mujeres participantes solicitaron profundizar en temas como redes comerciales, establecer ruedas de negocio, participación en ferias virtuales, así como mejorar el sistema de financiamiento público para MYPES.

Yorleny Garro de Desamparados, una de las participantes del proceso, manifestó que la capacitación le permitió afianzar los conocimientos y hacer una clara separación entre los procesos personales y los administrativos del negocio, evidenciando además el refuerzo a las alternativas que ellas como mujeres tienen, para luchar contra el desempleo y atender a sus hijas e hijos, haciendo un llamado al Gobierno para seguir apoyando a las pequeñas empresarias.

Por su parte, Silvia Sinfonte de Puntarenas, indicó que el proceso le permitió establecer su sistema post ventas utilizando una base de datos, así como el aprovechamiento de nuevas herramientas de mercadeo digital, lo que representó un giro en su negocio.

“El proceso reforzó toda la cadena de trabajo, desde los aspectos logísticos hasta el manejo del dinero, por lo que personalmente me ayudó a establecer mecanismos de cálculo de costos. Esta es una gran oportunidad de apoyarnos a los pequeños negocios y le solicito al Gobierno que nos apoye, agilizando los trámites para formalizarnos, bajando los costos de los mismos, brindando oportunidades de capital semilla o algunas alternativas de financiamiento”, expresó Jennifer Vega, emprendedora de Guácimo.

La Escuela de Administración de la UNA refuerza su compromiso de apoyar el logro de metas país que contribuyan a mejorar las condiciones de las poblaciones que se encuentran en alguna situación de vulnerabilidad social. La Escuela ha desarrollado procesos de fortalecimiento de habilidades para el emprendimiento y la empleabilidad desde hace más de cinco años, y ha capacitado a más de 3000 personas en todo el país. Para conocer más sobre el proceso puede visitar:  https://impulsoeda.com/ o el directorio de empresas https://unavitrinaemprendedora.com/

Breves