Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility

Acompañamiento es clave en la prevención del suicidio

  • Bajo el tema “Crear esperanza a través de la acción”, la OMS refleja la necesidad de una acción colectiva para abordar este problema urgente de salud pública.

En el marco del Día Mundial de la Prevención del Suicidio (DMPS), la Escuela de Psicología de la Universidad Nacional llevó a cabo la charla presencial Acompañando el sufrimiento psíquico: Hacia una clínica del abordaje del riesgo suicida.

La actividad impartida por la académica, Msc. Helga Arroyo, tuvo como objetivo crear conciencia acerca de la prevención del suicidio y la importancia de sumar acciones colectivas que puedan sostener a las personas que atraviesan momentos de sufrimiento.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) cada año, más de 703.000 personas se quitan la vida tras numerosos intentos de suicidio, lo que corresponde a una muerte cada 40 segundos, siendo un problema de salud pública importante, pero a menudo descuidado, rodeado de estigmas, mitos y tabúes.

En Costa Rica, la tasa de suicidio es de 7,3 por cada 100.000 habitantes, y se estima que desde el 2011 hay un promedio de un suicidio al día. Para el 2021 se cerró con la lamentable cifra de 377 personas que decidieron tomar esta decisión, según datos del Observatorio de la violencia del Ministerio de Justicia y Paz.

Hacer la diferencia. Durante la charla se desarrolló acerca de las fases del acto suicida, la valoración de los factores de riesgo y protectores, la importancia de los vínculos sociales y el acercamiento como bienestar de la salud mental que puede salvar vidas.

“Cuando hablamos de suicidio, hablamos de una decisión que no pasa por acabar con la vida, sino acabar con el sufrimiento. En el suicidio el factor de protección por excelencia es el vínculo, nuestra fuerza es construir esta posibilidad que sostenga la vida”, explicó la Msc. Helga Arroyo.

Sin duda alguna cuidar la salud mental es necesario y sumamente de relevancia en nuestro diario vivir. Para la académica Arroyo “la escucha es un valor humano que puede hacer la diferencia en salvar una vida y nos permite estar como apoyo y ser parte de la vida de las personas”.

Desde la Escuela de Psicología se anima a las personas que están contemplando el suicidio o se ven afectadas por él a que compartan sus historias y busquen ayuda profesional, así como la posibilidad del acompañamiento de clínicas del abordaje del riesgo suicida.

Breves