Reactivación productiva contribuiría a disminuir pobreza y desigualdad

Los ejes económicos, territoriales y sociales son los últimos tres grandes componentes de la propuesta de reactivación económica presentada recientemente por el Consejo Universitario de la Universidad Nacional (UNA). Algunas de las propuestas planteadas desde la subcomisión, coordinada por el economista Rafael Arias, consisten en reducir la pobreza y la desigualdad, ampliar la infraestructura social a las periferias y brindar capacidades productivas a las regiones.

En cuanto al eje social, referente a la activación del empleo, reducción de la pobreza y desigualdad Arias considera que los entes y las instituciones que conforman el sector social, deben ser garantes de una política social efectiva para la ampliación de las oportunidades de empleo productivo y reducción de la pobreza y desigualdad. Para ello, es necesario realizar una adecuada coordinación. interinstitucional del sector social, principalmente en las regiones y territorios, mediante la reducción de las duplicidades o procedimientos que no permiten la flexibilidad de las instituciones, transparencia, legitimidad, que aumente el éxito de la inversión social y los mecanismos redistributivos de ingresos para reducir la pobreza.

Otra recomendación en el tema social es la creación de alianzas público-privadas, con la participación de las universidades públicas, para apoyar procesos de reconversión productiva y medios innovadores en los distintos territorios. También para la generación de programas de capacitación y transferencia tecnológica a los sectores productivos, que contribuyan con mayores y mejores oportunidades de empleo formal, condición necesaria para la superación de la pobreza en el mediano plazo.

Asimismo, crear programas especiales de empleo productivo y capacitación laboral para las mujeres en las distintas regiones del país, así como ampliar las redes de cuido y el desarrollo de los servicios del cuidado, como sector económico emergente para la creación de capacidades y oportunidades para las mujeres en edad de trabajar.

Eje económico

En este componente el economista de la UNA la ampliación de la infraestructura social en las regiones periféricas, específicamente como hospitales, clínicas, escuelas primarias y secundarias (dotadas de laboratorios y acceso a Internet de banda ancha y nuevas tecnologías. A la vez, generar un seguro de desempleo para aquellas personas que perdieron su trabajo por cierre obligatorio en las pequeñas y medianas empresas generado por la pandemia, este seguro debe ser equivalente al salario mínimo.

Otra de las recomendaciones en el tema económico consiste en suspender el impuesto total de bienes e inmuebles y el cobro de patentes municipales en las pymes de sectores vulnerables en lo equivalente al menos a dos trimestres para el año 2021 de manera que las empresas puedan abrir operaciones con costos bajos a la entrada.

Arias considera que se deben reducir los costos de producción de los servicios de electricidad, agua potable y conectividad a través de una directriz presidencial. Esto puede hacerse estableciendo un límite de crecimiento en el costo a reconocer anualmente, se sugiere que este costo no sea mayor al 2%.

Eje territorial

Sobre la propuesta de ofrecer capacidad productiva a las regiones, el experto de la UNA explicó que las posibilidades y oportunidades que el país posee para impulsar un proceso de transformación productiva con carácter territorial son muy amplias; potencialmente, se cuenta con una amplia dotación de factores y capacidades competitivas de las regiones, para generar economías de aglomeración en torno a actividades económicas con gran potencial para mejorar la calidad de bienes y servicios para el mercado regional, nacional e internacional.

Entre otros puntos, Arias propone la creación de fondos regionales a partir de la planificación nacional estableciendo procedimientos accesibles para organizaciones que financien los proyectos para el desarrollo de forma integrada desde su fase de reinversión y con una sola ruta de aprobación. También, invertir en proyectos estratégicos para garantizar el desarrollo de actividades agropecuarias, agroindustriales, turísticas y comerciales de las regiones, para la reducción del desempleo y disminución de la pobreza, según zonas de desarrollo (Zonas costeras, fronterizas, productoras de granos básicos, económicas, territorios rurales e indígenas).

De igual forma, en relación con el turismo comunitario, crear e implementar puentes institucionales de apoyo y financiamiento a proyectos o actividades turísticas comunitarias, ha contribuido al desarrollo del sector turismo y con el involucramiento de las comunidades en los esfuerzos de conservación de los patrimonios naturales, culturales e históricos existentes.

 

Si desea conocer más a fondo la propuesta visite:

http://bit.ly/Reactivación_EconómicaUNA

Breves

Más noticias